OMS pide reservar fármacos contra gripe AH1N1 para casos graves

Tamiflú debería prescribirse sólo en casos graves.

Los pacientes saludables que se infectan con la influenza pandémica AH1N1 y no padecen complicaciones no necesitan ser tratados con antivirales como Tamiflú, señaló la Organización Mundial de la Salud (OMS).

No obstante, estos medicamentos se recomiendan fuertemente para mujeres embarazadas, pacientes con condiciones de salud subyacentes y niños menores de 5 años, debido a su mayor riesgo de padecer síntomas más severos de la enfermedad.

El hecho de juzgar sobre quiénes necesitarán antivirales no es una decisión fácil para los médicos, dado que el riesgo de desarrollar una condición grave por la infección con la nueva cepa de gripe no se restringe a las personas con dolencias crónicas como la enfermedad cardíaca, la diabetes o el asma.

"En todo el mundo, alrededor del 40 por ciento de los casos severos actualmente se está dando en niños y adultos anteriormente saludables, generalmente de menos de 50 años", indicó la agencia de Naciones Unidas en sus últimas guías sobre uso de fármacos.

"Algunos de estos pacientes experimentan un deterioro repentino y muy rápido en su condición clínica, habitualmente en el día cinco a seis posterior a la aparición de los síntomas", añadió la OMS. Pese a la conclusión de la entidad de que las condiciones médicas subyacentes no predicen una infección grave, el hecho de que seis de cada 10 pacientes que padecen ataques graves de gripe H1N1 sí tienen enfermedades previas choca con otras investigaciones médicas.

Un estudio publicado el jueves por el Instituto de Vigilancia de Salud Pública en St. Maurice, Francia, concluyó que casi la mitad de quienes murieron por esta cepa pandémica estaban embarazadas o sufrían problemas de salud previos, en especial diabetes y afecciones ligadas a la obesidad.

La OMS dijo que los médicos deberían dar Tamiflú a los pacientes con enfermedad severa o cuya condición se deteriora, o a los grupos de alto riesgo, incluidas las embarazadas, pero no a las personas saludables sin complicaciones, dado que la mayoría se recupera completamente en una semana.

Expertos internacionales que revisaron la última evidencia revelaron que Tamiflú, del laboratorio suizo Roche, "puede reducir significativamente el riesgo de neumonía", una de las principales causas de muerte por gripe pandémica o estacional, añadieron las guías.

La neumonía viral, que no responde a los antibióticos, puede provocar insuficiencia en varios órganos, entre ellos el corazón, los riñones y el hígado, por lo que los pacientes requerirán cuidados intensivos y tratamiento adicional al antiviral. "Estudios muestran que el tratamiento temprano, preferentemente dentro de las 48 horas de la aparición de los síntomas, está fuertemente vinculado con un mejor resultado clínico", manifestó la OMS.

La recomendación se aplica a todos los pacientes, incluidas las mujeres embarazadas y todos los grupos etarios, también los niños pequeños.

Cuando no está disponible o no puede usarse oseltamivir, nombre genérico de Tamiflú, podría emplearse zanamivir o Relenza, de GlaxoSmithKline y bajo licencia de Biota, agregó.

La agencia indicó que fue notificada de 12 casos en los que el virus H1N1 desarrolló resistencia al tratamiento con Tamiflú, como resultado de una mutación, e informó que no había evidencia de transmisión posterior del virus en esos casos. La cepa pandémica H1N1 actualmente se ha expandido a 177 países y ha causado al menos 1.799 muertes, señaló la OMS en un comunicado aparte.

Temas relacionados