Llegan a Italia primeras píldoras del día después

El acontecimiento se da pese a múltiples rechazos del Vaticano.

Dos mil dosis de la píldora abortiva Ru486 han llegado a Italia después de años de polémica, debates y un fuerte rechazo por parte del Vaticano y las asociaciones antiabortistas del país, que aplazaron su distribución durante años.

Las primera pastillas, según asegura el diario "La Repubblica", se han distribuido en 15 hospitales italianos después de que la Agencia Italiana del Fármaco (AIFA), responsable de supervisar su suministro y eficacia, autorizara el uso de la Ru486 el pasado mes de julio.

La AIFA adoptó esta decisión después de evaluar su introducción durante casi dos años, un hecho que desencadenó condenas como la de la Academia pontificia para la vida o los sectores más conservadores del país.

Hasta este martes sólo algunos hospitales italianos han utilizado el fármaco importándolo desde Francia.

A partir de esta semana se sucederán reuniones de expertos en los centros hospitalarios de varias regiones italianas para establecer las líneas de actuación en la distribución del fármaco, fabricado por los laboratorios franceses Exelgyn y distribuido en Italia por Nordic Pharma.

El pasado mes de noviembre el Parlamento italiano decidió por mayoría que no se comercializara la píldora, al considerar que presentaba incompatibilidades con la ley del aborto, que prevé que la interrupción del embarazo se desarrolle sólo en centros hospitalarios y antes de los 90 días de gestación.

Sin embargo, en diciembre la AIFA confirmó la autorización de su comercialización.

Desde su primera comercialización en Francia, en 1989, la RU486 permite interrumpir el embarazo sin intervención quirúrgica hasta las 7 semanas de gestación.

Posteriormente otros países europeos aprobaron su uso, como Reino Unido (1991), Suecia (1992) o España (2000).