Tabacaleras defienden cigarrillos mentolados

Aseguran que su sabor no crea más adicción, contrario a lo que dicen activistas de la salud.

Las compañías tabacaleras defendieron los cigarrillos mentolados ante un panel de asesores estadounidenses el miércoles mientras los activistas de la salud pidieron al Gobierno que prohíba el popular sabor.

Los cigarrillos mentolados, consumidos por alrededor de 19 millones de estadounidenses, están siendo atacados por los defensores de la salud, que dicen que su sabor puede ser más tentador y posiblemente más adictivo que el de los cigarrillos comunes.

Los fabricantes dijeron al panel de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por su sigla en inglés) que añadir mentol no hacía a los cigarrillos más nocivos o adictivos.

"En general, el peso de las evidencias científicas indica que el mentol no modifica los riesgos inherentes para la salud que provoca el cigarrillo", dijo James Dillard, vicepresidente de Altria
MO.N, que vende la versión mentolada de la marca Marlboro El panel de expertos externos está evaluando los efectos del mentol en el consumo y la salud de los fumadores y emitirá un reporte en marzo del 2011.

La FDA podría finalmente prohibir o retirar paulatinamente los cigarrillos mentolados, aunque algunos activistas anti tabaco y analistas de la industria son escépticos con respecto a esa posibilidad.

Otras opciones son fuertes advertencias o límites a la publicidad. Cualquier acción del Gobierno contra los cigarrillos mentolados sería un revés para Lorillard, la tercera mayor compañía tabacalera del país y fabricante de la marca de productos mentolados más vendida, Newport.

La ley del 2009 que dio a la FDA el poder de supervisar los productos del tabaco prohibió también los cigarrillos aromatizados, de chocolate o con sabor a fruta, que podrían atraer a los niños.

Pero el Congreso excluyó a los de mentol, el sabor más popular, que ocupa casi el 27 por ciento del mercado de los cigarrillos, y en cambio sólo pidió una revisión de la FDA. El tema es racialmente sensible debido a que los afroamericanos prefieren abrumadoramente el sabor mentol y sufren más enfermedades y muertes relacionadas al cigarrillo que los blancos.

Un sondeo del Gobierno demostró que el 83 por ciento de los adultos afroamericanos fumadores prefieren los mentolados. La Academia Estadounidense de Pediatría y otros entes instaron a prohibir el sabor mentolado porque apela a la población joven.

"El mentol se convirtió en el último bastión de la industria y en la última esperanza para ocultar el sabor del tabaco (...) No debemos permitir que las compañías endulcen el veneno", dijo Brandel France de Bravo, del Centro Nacional de Investigación para Mujeres y Familias, un grupo de consumidores. R.J. Reynolds dijo que no había evidencia de que los mentolados generaran mayores riesgos que los cigarrillos normales.

"No existe una base científica para tratar a los cigarrillos de mentol de forma diferente que a los cigarrillos normales", dijo Michael Ogden, un ejecutivo de la unidad R.J. Reynolds, de Reynolds American RAI.N, que comercializa los Camel mentolados.

Temas relacionados