Así es como mezclar alcohol con bebidas energizantes empeoraría la borrachera

Un estudio publicado esta semana en el “Journal of Psychiatric Research” y realizado en peces cebras, encontró que mezclar el alcohol con la taurina, un ingrediente clave de las bebidas energizantes, reduce la sensación de miedo y la cohesión social.

El estudio fue realizado en peces cebra. Dean Hochman - Flickr

Un ingrediente clave que se usa para hacer las famosas bebidas energizantes podría incrementar los efectos negativos de la borrachera, según un estudio publicado esta semana en el Journal of Psychiatric Research.

Debido a que el alcohol puede llegar a tener un efecto sedativo, son varias las personas que intentan contrarrestarlo tomando bebidas energizantes. Sin embargo, esta mezcla que lo que busca es que uno se sienta más activo y menos ebrio, podría resultar bastante contraproducente. (Lea acá; ¿Hace daño mezclar la cafeína con bebidas energizantes?)

Así concluyeron investigadores de la Universidad de Portsmouth (Inglaterra) y de la Universidad Federal de Santa María (Brasil), después de probar los efectos que la taurina, un ingrediente clave en las bebidas azucaradas, tenia en el pez cebra cuando se mezclaba con el alcohol. Específicamente, encontraron que la taurina parecía incrementar la propiedad que tiene el alcohol de reducir el miedo, aunque también afecto su comunicación social.

“Los efectos de mezclar alcohol con bebidas energizantes todavía deben establecerse. Pero este es el primer estudio en el que se muestra que, juntos, empeoran los efectos negativos de la borrachera; reducen el miedo y aumentan los problemas de la comunicación social, así como el riesgo de intoxicación. Lo que a nivel colectivo aumenta el riesgo de peleas, violencia y participación en actividades peligrosas”, explica el doctor Matt Parker, co-autor del estudio en el portal de la Universidad de Portsmouth. (Lea también: El por qué de la baja nota de las bebidas energizantes)

En el estudio los investigadores analizaron cómo la mezcla de taurina y alcohol, dada en cantidades que inducirían una intoxicación moderada en humanos, afectaba a 192 peces cebra. Los peces fueron divididos de a cuatro, exponiéndolos a distintos ambientes: solo agua, alcohol y taurina – de forma separada -, y taurina y agua de forma separada. Debian permanecer allí por una hora.

Después, sus comportamientos fueron analizados a diferentes intervalos de tiempo: de 0-5 minutos, de 30-35 minutos y de 55-60 minutos. También se probó su respuesta al miedo, al dividirlos en cuatro tanques que estaban a distinta distancia de un simulador de pez depredador. (Lea acá: Así actúan las bebidas energizantes en el corazón)

Así los investigadores encontraron que los peces que estuvieron expuestos a la taurina y el alcohol, interactuaban menos entre sí que los que estaban expuestos solo al agua y solo al alcohol. Además, estos mismos peces fueron capaces de permanecer en áreas más cercanas a donde estaba el simulador del pez depredador.


"Aquí, encontramos que la adición de taurina, un ingrediente que está en muchas bebidas energéticas, parece exacerbar las opciones de riesgo en el pez cebra, así como reducir su cohesión social. En conjunto, estos datos parecen sugerir que la mezcla de alcohol y taurina podría ser un factor en el aumento de algunos de los efectos negativos del alcohol. Las personas deben ser conscientes de que beber bebidas energéticas en combinación con el alcohol puede perjudicar su juicio, y debe hacerlo con precaución ", concluye el doctor Parker.

 

últimas noticias