Brasil aprueba derivados de marihuana para uso médico

En el Congreso brasileño son debatidos tres proyectos de ley destinados a legalizar la marihuana, entre ellos una iniciativa popular respaldada por 20.000 firmas que pide una reglamentación similar a las del tabaco y alcohol.

El Ministerio de Salud de Brasil anunció este jueves una norma que facilita la importación de las medicinas que contienen canabidiol, un derivado de la marihuana usado para el tratamiento de enfermedades como la epilepsia.

Según una resolución aprobada por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), un órgano regulador vinculado al Ministerio, los importadores de cinco medicamentos específicos a base de canabidiol ya no tendrán que solicitar autorización técnica previa del Gobierno para introducir los productos al país.

Hasta ahora las importadoras tenían que solicitar una autorización de los técnicos de la Anvisa cada vez que pretendían introducir al país un nuevo lote de las medicinas.

Los cinco productos incluidos en la lista representan el 95 % de las medicinas con canabidiol importadas por pacientes en Brasil.

Otra norma prevista en la resolución establece que tampoco será necesario una autorización técnica previa para importar medicinas destinadas a pacientes que ya cuenten con registro en el Ministerio de Salud y que hayan presentado una receta médica en la que se les recomienda el producto a base de canabidiol.

La norma también autoriza a asociaciones de pacientes a intermediar las importaciones, lo que les permitirá reducir los costos de adquisición y transporte.

La importación de las medicinas con canabidiol sólo fue autorizada por Brasil en enero pasado pero solamente bajo una estricta recomendación médica y con la autorización técnica previa de la Anvisa.

De acuerdo con el organismo, algunos estudios científicos dejaron comprobado que el canabidiol no genera ningún tipo de dependencia, por lo que no se justificaba que el Gobierno mantuviera la prohibición de su importación.

En Brasil, la ley castiga tanto el cultivo como el consumo y la tenencia de marihuana, y prohíbe además los medicamentos que tengan esa yerba o alguno de sus derivados entre sus componentes.

A comienzos de 2014, sin embargo, un juez autorizó a una mujer a importar una medicina que contiene en su fórmula esa sustancia y la usa para tratar crisis convulsivas que sufre una de sus hijas, de cinco años de edad.

La mujer ingresaba la medicina al país en forma ilegal y optó por acudir a la Justicia luego de que los médicos que tratan a la niña comprobaron los efectos positivos del remedio. El caso generó un debate y llevó al Gobierno a autorizar la importación de la medicina con varias restricciones.

En octubre pasado el órgano rector de los médicos en Sao Paulo, el estado más poblado de Brasil, reglamentó el uso del canabidiol para el tratamiento de epilepsias que son resistentes a los tratamientos convencionales aprobados en Brasil.

Las marchas en defensa del uso de la marihuana que son realizadas anualmente en diferentes ciudades brasileñas ganaron desde 2013 el respaldo de familiares de personas con enfermedades graves que pueden ser tratadas con derivados de la Cannabis Sativa y que piden la legalización al menos del uso medicinal de la yerba.

En el Congreso brasileño son debatidos actualmente tres proyectos de ley destinados a legalizar la marihuana, entre ellos una iniciativa popular respaldada por 20.000 firmas que pide que la marihuana tenga reglamentación similar a las del tabaco y del alcohol.