¿Cómo calcular el riesgo de sufrir diabetes, infarto o trombosis?

El Ministerio de Salud diseñó una herramienta que permite establecer el riesgo de padecer estas enfermedades y además ofrecen información y recomendaciones para cada nivel de riesgo.

Archivo AFP

En el marco de incentivar una vida saludable en los colombianos, el Ministerio de Salud ofrece un cuestionario a través de su página web que permite calcular el riesgo que tiene cualquier persona de sufrir diabetes, infarto o trombosis. (Lea: Aumentan infartos en personas menores de 40 años)

Se trata del aplicativo “Conoce tu riesgo”, una herramienta diseñada por el Ministerio de Salud que busca que todas las personas logren un peso saludable y además puedan establecer si tienen riesgo potencial de sufrir diabetes, un infarto o una trombosis (accidente cerebrovascular). 

Tras el resultado, ofrecen a las personas información y recomendaciones específicas para cada nivel de riesgo y para que se haga un uso adecuado y oportuno de los servicios de salud de promoción y prevención. El Ministerio aclara que esta herramienta NO reemplaza la consulta o recomendaciones médicas, puesta estas están bajo responsabilidad de las EPS.

El Gobierno afirma que la información suministrada en el test está sujeta a las disposiciones establecidas en la Ley 1581 de 2012 relativa a la protección de datos personales. (Artículos 8 y 12; (Derechos del titular de los datos/ Deber de informar al titular).

Es importante resaltar que practicar actividad física disminuye en 30% las complicaciones cardiovasculares y en 27% los casos de diabetes tipo 2.

Respecto al control del peso, según expertos, este radica en lograr equilibrar la cantidad de calorías que consume con la cantidad de calorías que su cuerpo gasta o "quema".

Calorías consumidas: alimentos y bebidas.

Calorías gastadas: funciones corporales (respiración, digestión, metabolismo) y actividad física.

Dicho equilibrio calórico es como una balanza. Para estar en equilibrio y mantener su peso corporal, las calorías que se consumen (de los alimentos) deben equilibrarse con las calorías que se gastan (para las funciones corporales normales y la actividad física).

La investigación científica muestra que una alimentación saludable y la práctica regular de actividad física tienen efectos positivos para mantener el peso a largo plazo.

(Calcule aquí su riesgo de padecer alguna de estas enfermedades)