Cerca del 80% de casos de discapacidad visual en el mundo se podrían evitar

En el mundo hay aproximadamente 314 millones de personas con discapacidad visual, según la OMS

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, en el mundo hay aproximadamente 314 millones de personas con discapacidad visual, de las cuales 45 millones son ciegas y 269 millones presentan baja visión, una cifra que podría verse reducida si se entiende que cuatro de cada cinco personas pierden la visión por problemas prevenibles o tratables, según expertos.

Jairo García, decano de la facultad de Ciencias de la Visión de la Universidad de La Salle, advierte que la primera causa de discapacidad visual y la segunda en producir ceguera a nivel mundial son los técnicamente llamados “errores de refracción”, miopía, hipermetropía, presbicia o astigmatismo. Un dato que lo lleva a señalar que “el 80% del total mundial de casos de discapacidad visual se pueden evitar, pero la carencia de información, la falta de consulta oportuna y las dificultades económicas para acceder a un buen examen siguen siendo los tres grandes obstáculos que terminan dejando a millones de personas con problemas de visión y a miles en la ceguera absoluta”.

La Universidad de La Salle acogió la semana pasada a conferencistas internacionales que hablaron de los últimos avances en Ciencias de la Visión, entre otras cosas, se discutió que la limitación y la discapacidad visual son unos de los problemas de salud que ocasionan las principales cargas socioeconómicas mundiales e interfieren con el progreso de los países en vías de desarrollo.

La ceguera y la baja visión, implican serias restricciones para el desempeño seguro e independiente de las personas tanto en las actividades de la vida cotidiana y su ocupación laboral, como los procesos de aprendizaje. En el año 2000, se estimó que los costos de la ceguera global y baja visión eran de $42 mil millones de dólares al año. Si la prevalencia de ceguera y baja visión no disminuye para el 2020, se proyecta que el costo anual total aumentaría a 110 mil millones de dólares anuales, según la OMS.

Serge Resnikoff, uno de los expertos que asistió al seminario de La Salle y quien lidera un programa de prevención de la ceguera y sordera de la Organización Mundial de la Salud, habló de la necesidad de cumplir la misión de trabajar por “un mundo donde nadie padezca de algún tipo de impedimento visual evitable" para el año 2020.

Según un grupo de investigadores liderado por Resnikoff, la corrección de los errores refractivos proporcionaría visión normal a más de 12 millones de niños en edades entre 5 y 15 años, una cifra que evidencia la necesidad de promover e implementar políticas de salud visual.