Chinkunguya no da tregua en Tolima

La intensa ola de calor ha incrementado el número de casos, ya se registran siete muertos en la región.

Archivo

En la mañana de este domingo se conoció la confirmación de la Secretaría de Salud del Tolima frente el aumento vertiginoso de casos de Chinkunguya en ese departamento del país.

Son siete las personas que han muerto en el Tolima durante este año y se han registrado 35.000 casos de personas que han sido contagiadas.

Las autoridades encargadas de la salud pública en el departamento pidieron a las personas evitar dejar agua en sitios donde no fluya y se pueda convertir en un lugar que los mosquitos se reproduzcan.

El Chikunguya ha afectado de diversas formas al país. No sólo al turismo en el Caribe Colombiano sino también ha impactado la donación de sangre que disminuyó por este virus.

“Una persona con chikungunya puede comenzar a presentar síntomas (fiebre alta, dolor de cabeza y dolor muscular) hasta dos semanas después de haber sido picado por el mosquito, así que muchos regresan a las casas sin saber que lo portan. El virus comienza a expandirse en el momento en que la persona infectada es picada por un Aedes aegypti y el mosquito comienza a propagar la enfermedad picando a otras”, explica Luis Ángel Villar, director del Centro de Investigaciones Epidemiológicas (CIE), de la Universidad Industrial de Santander.

Según cifras del Gobierno, el país cerró 2014 con casi 80.000 casos diagnosticados de esta enfermedad.

Dos factores han acelerado el avance del virus: la temporada de vacaciones y el pronóstico de escasez de lluvias en gran parte del país por el fenómeno de El Niño.
 

Temas relacionados