Científicos suizos demuestran que el LSD diluye la noción del YO

Noticias destacadas de Salud

En un experimento con 24 voluntarios los neurocientíficos demostraron que la droga difumina el límite entre el consumidor y las personas alrededor.

Tres cuartos de siglo después de que el químico suizo Albert Hofmann sintetizara el  LSD, investigadores de la Universidad de Zurich creen tener un poco más claro cuál es el efecto de la droga en el cerebro: la droga difumina el límite entre lo que eres y lo que es otra persona.

El experimento que llevó a cabo la psicóloga Katrin Preller y su grupo proporcionó a un grupo de24  voluntarios 100 microgramos de LSD que luego interactuaron con una serie de avatares informáticos. Los científicos demostraron que la droga disminuyó la actividad cerebral que ayuda a las personas a distinguirse de los demás. Los resultados fueron publicados en The Journal of Neuroscience

"Nuestra interpretación es que el LSD reduce tu sensación de ser integrado", dijo Katrin Preller, una psicóloga que trabajó en el estudio al periódico The Guardian.

El trabajo de Preller al de otros científicos que por más de medio siglo han intentado buscar en las drogas psicodélicas nuevas herramientas para el tratamiento de trastornos psiquiátricos como la depresión y la esquizofrenia, donde el sentido del yo puede distorsionarse.

"Actualmente no tenemos ningún medicamento que funcione para mejorar los déficits sociales en los trastornos psiquiátricos", dijo, "y una de las razones es que no tenemos una comprensión real de cómo funciona la interacción social en el cerebro".

En el artículo los autores concluyeron que "el LSD redujo la actividad en las áreas cerebrales importantes para el auto procesamiento, pero también la cognición social. En segundo lugar que el cambio en la actividad cerebral estaba vinculado a la experiencia subjetiva y que el LSD disminuyó la eficiencia de establecer la atención conjunta".

Anil Seth, un neurocientífico cognitivo de la Universidad de Sussex comentó al periódico británico que el nuevo estudio era un  "excelente ejemplo de cómo la combinación de múltiples métodos de farmacología, imágenes cerebrales y ciencia cognitiva puede salvar la distancia desde los sistemas de neurotransmisores hasta los cambios en el 'yo social".

"Dado que los cambios de este tipo son característicos de muchas afecciones psiquiátricas, este estudio abre nuevas oportunidades para los tratamientos de intervención de enfermedades como la depresión y la esquizofrenia", agregó.

Comparte en redes: