Cirugía vaginal mejora, entre otras cosas, sensibilidad en las relaciones sexuales

La vaginoplastia no sólo se realiza con fines estéticos sino también funcionales por el bienestar de la salud de las mujeres.

Ahora que la realización de cirugías estéticas ya no es un tabú en la sociedad, la vaginoplastia se ha convertido en una de las opciones que más atrae a las mujeres luego de las intervenciones quirúrgicas para el aumento del tamaño de los senos y la reducción del abdomen por el exceso de grasa.

Según la Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud, las mujeres no sólo optan por practicarse una cirugía vaginal por estética sino porque ayuda a la salud emocional, sexual y física de la mujer.

Luego de que una mujer queda en embarazo, independientemente si el bebé nace por vía vaginal o cesárea, el órgano de reproducción femenino presenta alteraciones debido a que debe preparar el canal del parto y el paso del bebé a través del mismo.

También influye el envejecimiento y la genética de la mujer, que causan que las mujeres pierdan el tono o la firmeza vaginal y haya cambios en la pelvis como la relajación del piso pélvico, aumento de las dimensiones en la vagina y cambios en el aspecto de la vulva (labios mayores, labios menores).

Estos cambios en el cuerpo de la mujer algunas veces afectan las sensaciones en la actividad sexual y en la autoestima, que las lleva a decidir practicarse dicho procedimiento en ginecología que cuentan con nuevas tecnologías como el láser y los implantes líquidos para reparación o mejora.

Las mujeres con el paso de los años pueden presentar prolapso genital (descenso del útero, vejiga y recto), amplitud vaginal, incontinencia y por el envejecimiento normal del órgano se puede presentar la hipertrofia de labios menores, hipotrofia de labios mayores y atrofia de mucosa vaginal.

Algunas alteraciones también se dan por el uso de ropa muy ajustada a la que se exponen los genitales. Por eso, una cirugía vaginal reajusta esas estructuras dañadas, devuelve la forma y por lo tanto mejora la sensibilidad en las relaciones sexuales.

“Es importante destacar la responsabilidad que tiene el médico, debe estar entrenado en institución de educación superior sobre las distintas técnicas que existen conjuntamente con el manejo del Láser e implantes, con el fin de poder brindar a la paciente la información suficiente y real de las indicaciones y complicaciones de estos procedimientos”, señaló el Doctor Mauricio Wagner V, coordinador del Programa Rejuvenecimiento Vaginal con Láser y láser en PTGI y director de Educación Continuada de la FUCS.

Entre las cirugías que se practican las mujeres, entre los 17 y 60 años de edad, en la vagina están: Labioplastia en labios mayores y menores, Colporrafia posterior y anterior, reducción del capuchón del clítoris, Himenoplastia, y ampliación del punto “G”. (Lea también: ¿Cuáles son las cirugías vaginales más consultadas?)

 

últimas noticias

Nutrición, clave en la buena salud

Dormir poco lo lleva al aislamiento social