Cirujanos japoneses operan a un hombre para extraer una berenjena de su ano

El protagonista del caso, reportado en una revista médica por cirujanos japoneses, fue un paciente de 66 años.

Cirujanos japoneses operan a un hombre para extraer una berenjena de su ano
Vista de tomografía computarizada del cuerpo extraño rectal de la berenjena. Case Rep Gastroenterol.

El título del artículo científico publicado por diez miembros del departamento de Gastroenterología del Colegio Médico de Hyogo, en Nishinomiya, Japón, revela inmediatamente la rareza del caso: “Cuerpo extraño de berenjena rectal tratado con éxito mediante eliminación transanal endoscópica”.

En la breve descripción del caso al que se enfrentaron los cirujanos japoneses señalaron que el paciente fue un hombre de 66 años que “se presentó con una berenjena que su amigo le había insertado en el recto mientras el paciente estaba borracho”.

Al día siguiente del incidente, el paciente visitó un hospital cercano porque no se pudo quitar la berenjena. Después de que un cuerpo extraño en el recto fue palpado por un examen rectal, el paciente fue remitido al hospital en Nishinomiya.

“Su historial demostró que tomaba medicamentos para la diabetes tipo II, la dislipidemia y la hipertensión”, anotaron los médicos. Una tomografía abdominal simple reveló lo que ya sabían por el relato del propio paciente: se trataba de una masa de aproximadamente 20 cm de longitud. El paciente tenía dolor abdominal.

“Intentamos remover la berenjena endoscópicamente sin anestesia después de haber sido informado adecuadamente. Dado que la endoscopía gastrointestinal inferior emergente reveló que el cáliz de la berenjena en el rectosigmoide se enfrentaba al lado anal, la constricción del cáliz se atrapó con una trampa”, anotaron los médicos en su descripción del procedimiento quirúrgico al que recurrieron para aliviar al paciente.

“Después de la eliminación de la berenjena, abdominal la incomodidad mejoró y su curso fue bueno”, explicaron.

Los médicos, con cierta frecuencia son sorprendidos por casos similares. En el argot médico el problema se conoce como “cuerpo extraño rectal transanal” y puede estar asociado a la orientación sexual del paciente u otras razones.