Nuevas terapias

Comienzan pruebas con fototerapia contra el Parkinson

Noticias destacadas de Salud

En Francia se probará si los estímulos con luz infrarroja aplicados directamente sobre una zona del cerebro podrían ayudar a estos pacientes.

Un equipo dirigido por el neurocirujano Alim-Louis Benabid del Instituto Clinatec, que recibe financiación del gobierno francés y el británico, en asociación con otros centros de investigación en Europa recibieron la autorización y probarán en siete pacientes una fototerapia contra el Parkinson. Al menos 6.5 millones de personas en el mundo padecen esta enfermedad.

A los pacientes se les implantará un circuito intracerebral que proporciona luz del infrarrojo sobre la  sustancia negra, una región profunda del cerebro que se degenera en la enfermedad de Parkinson. Trabajos previos han demostrado que este tipo de estímulo podría tener efectos neuroprotectores. En la actualidad, los tratamientos ayudan a aliviar los síntomas pero ninguno ha podido curar o al menos retrasar la progresión de la enfermedad.

“Hemos demostrado que la luz del infrarrojo cercano mejora el rendimiento motor y preserva las neuronas dopaminérgicas en los animales parkinsonianos tratados, en comparación con los animales de control”, señalaron los responsables del experimento en un comunicado.

La nueva estrategia quirúrgica está diseñada para pacientes en las primeras etapas de la enfermedad, que tengan pocos o ningún problema motor.

“Estoy muy emocionada”, dijo a la revista Science la neuropsicóloga Dawn Bowers de la Facultad de Medicina de la Universidad de Florida, que está reclutando pacientes para un experimento similar en el que los estímulos de infrarrojos se aplicarían desde el cráneo y no con un implante intracerebral.

No todos están convencidos en la comunidad médica de las ventajas que traería este tipo de tratamiento. Como no está claro el mecanismo de protección sobre las neuronas varios investigadores y expertos se han mostrado escépticos.

Pero los defensores de la terapia creen que otra terapia similar, conocida como estimulación cerebral profunda en la que se aplica electricidad de una frecuencia específica a las regiones cerebrales afectadas, es la mejor señal de que van por buen camino. La estimulación cerebral profunda es ampliamente usada en la actualidad para el tratamiento de temblores y otros síntomas motores graves en pacientes con Parkinson.

Comparte en redes: