Conectando pacientes

Las redes sociales especializadas en salud están permitiendo que las personas tomen mejores decisiones sobre sus enfermedades. Una revolución en marcha.

La búsqueda de información en internet sobre temas de salud se ha multiplicado por cuatro en los últimos diez años.

 La fuerza que han cobrado las redes sociales está cambiando la forma en que los pacientes y médicos se relacionan entre sí y enfrentan distintos tipos de enfermedades. Muchos se refieren simplemente a este fenómeno como Salud 2.0.

“La búsqueda de información en internet sobre temas de salud se ha multiplicado por cuatro en los últimos diez años y, en concreto, las redes sociales han pasado a tener un peso muy importante”, señalaba recientemente Joan Carles March, profesor español de la Escuela Andaluza de Salud Pública.

No era para menos. Facebook, por ejemplo, cuenta con más de 900 millones de miembros y Twitter ya va por los 200 millones. Y a la sombra de estas megarredes han ido naciendo otras más especializadas, pero con un gran impacto en la vida de muchas personas: las redes sociales de salud.

Patienst like me, red pacientes, estudiabetes.org, .kronikoensarea, somospacientes, entre otras, han abierto una era de oportunidades para personas que sufren alguna enfermedad. A través de ellas se pueden compartir experiencias, literatura médica, opiniones sobre medicamentos, preguntar por los mejores médicos, buscar consejos y, lo más importante, que los pacientes se brinden apoyo unos a otros.

Según lo señaló el oncólogo Bob Kocher en un reportaje publicado en el MIT Technology Review, cuando los pacientes aprenden unos de otros tienden a realizarse menos exámenes, a visitar menos el consultorio médico y exigen mejores tratamientos. “Esto puede conducir a una mejor calidad en la atención”, explicó.

Los pacientes con enfermedades crónicas como diabetes, trastornos en el colon y algunos tipos de cáncer como el de mama son más proclives a usar estas redes. “La conexión entre pacientes crónicos es muy importante, porque te ayudan a la mejora emocional y a que tú sigas mejor el tratamiento. La historia del ‘igual a igual’ tiene mucha fuerza”, explicó a través del periódico El Heraldo, de España, el experto Joan Carles March.

“En Kronikoen Sarea puedes hacer amigos, compartir testimonios, hacer preguntas y responder las de los demás, crear eventos y participar en los grupos que más te interesen”. Con ese mensaje en su portal, esta red busca sumar más usuarios.

Las redes sociales de pacientes han tenido impactos que nadie imaginaba en un principio. Por ejemplo, presionar a las autoridades de salud y a los laboratorios farmacéuticos para que retiren un medicamento del mercado. Uno de los casos más recordados se presentó años atrás, cuando más de 700 pacientes alrededor del mundo, inconformes con el tratamiento con litio para los síntomas de la esclerosis lateral amiotrófica, organizaron una investigación espontánea para demostrar que la medicina era inútil. Y lo lograron.

¿Qué vendrá después de Salud 2.0? Muchos innovadores del sector ya tienen su apuesta: aplicaciones y juegos para pacientes. Basta entrar a las tiendas virtuales para darse cuenta de que es un fenómeno en marcha.