Consejos de salud de Natalia París que un médico nunca daría

A través de su cuenta en Twitter, la modelo paisa hace recomendaciones que contradicen la evidencia médica, desde no vacunarse hasta tomar brebajes amazónicos para tratar el cáncer.

/ Cortesía: Cromos

Un vistazo a la cuenta de Twitter de Natalia París puede dejar boquiabierto a más de uno, y no necesariamente por las fotos que comparte con sus 535.000 seguidores. Entre imágenes en ropa interior y frases de motivación del tipo “para que llegue lo nuevo, hay que soltar lo viejo”, a la modelo paisa le gusta trinar consejos de salud que pueden poner nervioso a más de un médico.

No es tan sencillo separar la paja del trigo en el Twitter de Natalia París. Mientras un día invita a no vacunarse, otras veces ofrece consejos inofensivos o simplemente invita a llevar una vida sana a través de la alimentación, el ejercicio y combatiendo el estrés. ¿Quién podría discutir frases como “la mente es igual que un paracaídas, sólo funciona si se abre” o “be organic”?

El problema está en que algunos de los trinos mezclan mitos populares con tendencias que van en contravía de toda la evidencia médica actual. Como la sabiduría popular dicta tener una segunda opinión cuando se trata de recomendaciones médicas, los presidentes de la Asociación Colombiana de Endocrinología y la Asociación de Dermatología opinaron sobre los consejos de salud de Natalia París.

Tweet 1. “Endulza tus jugos con STEVIA, evita el ‘aspartame’, es un veneno creado por los poderosos del mundo para embrutecer a la población mundial”.

La controversia sobre edulcorantes no es nueva, dice el endocrinólogo William Rojas, vicepresidente de la Asociación Colombiana de Endocrinología. Lo primero que aclara es que cualquier químico natural o sintético en exceso puede producir daños en quien lo consuma. “He visto pacientes que cuando toman excesivas cantidades de aspartame terminan con los mismos problemas de los consumidores de azúcar”, explica Rojas, y recuerda que la guerra por los edulcorantes es una guerra comercial. Mientras en Estados Unidos la Food and Drug Administration sólo ha permitido el uso de aspartame (es producido por una empresa americana). La stevia, que es extraída de una planta que crece en Paraguay, ha tenido el camino lleno de tropiezos para conquistar un mayor mercado. Lo mismo sucedió hace 30 años cuando Europa comenzó a producir sacarina. Los europeos le cerraron las puertas al aspartame. De acuerdo con la American Cancer Society, no hay hasta ahora un estudio serio que haya demostrado que el aspartame produce cáncer. Pensando que el aspartame sí puede ser peligroso, el tuit debió ser algo así como: “consume la menor cantidad de endulzantes que puedas. Eso incluye panela, azúcar, stevia, aspartame y cualquier otro”.

Tweet 2. “Investiga la manipulación genética, hormonas femeninas en los alimentos y el plan para esterilizar a la población mundial”.

Este trino mezcla una teoría de conspiración (nos quieren esterilizar a todos) con la misma idea que llevó al presidente de Bolivia, Evo Morales, a argumentar que el consumo de pollos inyectados con hormonas provocaba homosexualidad en los consumidores. “Para que la gente entienda”, responde Rojas, “a un perro San Bernardo no le colocan hormona de crecimiento para que crezca. Esa es su condición genética. Del mismo modo, los pollos de engorde son resultado de procesos de selección genética y no de tratamientos con hormonas”. Por otra parte, si fuera cierto que estamos siendo bombardeados con hormonas femeninas, en el caso de los hombres se comenzaría a observar una tendencia a tener cuerpos con características más femeninas, entre ellas, la ginecomastia o formación de senos, entre otras.

Tweet 3. “¡ALERTA! ¡ALERTA! (nunca más se vacunen) (¡INVESTÍGUENLO!) (si quieren)”.

La historia del movimiento antivacunas se remonta a 1998. Ese año, el médico británico Andrew Wakefield publicó un estudio en la revista ‘The Lancet’, planteando una relación entre la administración de la vacuna triple viral (sarampión, paperas y rubéola) y el desarrollo de autismo en niños a los que le había sido administrada. Aunque meses más tarde los editores de la revista retiraron dicho artículo y explicaron que no existían datos para pensar que eso fuera posible, el daño ya estaba hecho y poco a poco comenzó a configurarse el movimiento antivacunas. La Organización Mundial de la Salud ha tratado de muchas formas de dejar claro la importancia de los programas de vacunación. Cada año las vacunas permiten prevenir 2,5 millones de muertes. La mortalidad mundial por sarampión se ha reducido en 78% y la incidencia de poliomielitis bajó 99%. También las defunciones por tétanos neonatal han disminuido hasta 59 mil, de las 790 mil muertes registradas en 1988.

Tweet 4. “El ojo en el cielo: la conexión magnética entre el Sol y la glándula pineal”.

La glándula pineal, explica Rojas, está muy desarrollada en animales que viven en zonas con estaciones. “Es un reloj biológico que se activa porque la cantidad de luz que llega es menor o mayor”, dice el especialista. Esto permite que en tiempo de invierno los animales entren en receso metabólico y gasten menos energía. También les permite sincronizar sus ciclos de reproducción. Lo cierto es que en humanos y animales la relación de la glándula con el Sol está determinada por la cantidad de luz y no por el campo magnético entre la Tierra y el Sol.

Tweet 5. “Encuentra mi gel REDUCTOR en todas las tiendas NATURISTAS FUNAT a la salida del ÉXITO. Todos los productos están allí”.

“La idea detrás de esos geles reductores es que si me pongo un gel que provoque frío el cuerpo genera calor para que yo pierda grasa y adelgace. Médicamente no hay un solo estudio que lo demuestre”, responde tajante el especialista en endocrinología. Y dándole la vuelta al asunto dice: “La única explicación razonable sería que tuvieran hormonas que el cuerpo absorbiera por la piel y aceleraran el metabolismo en todo el cuerpo”. Conclusión: para el experto el gel reductor que vende Natalia París funciona si sus clientes le dedican el mismo tiempo que ella a ir al gimnasio.

Tweet 6. “¿Desayunando? Aplícate un poquito de clara de huevo de las cascaritas que quedaron, alrededor de tus ojos. Disminuye las arrugas. COMPRUÉBALO”.

Por tratarse de un asunto de dermatología la respuesta le correspondió a César Burgos, presidente de la Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica: “Las arrugas y el envejecimiento de la piel se deben a dos factores principalmente: un proceso de deterioro biológico natural y al efecto de los rayos ultravioleta del sol que producen daños en la dermis y epidermis. La clara de huevo contiene muchos aminoácidos, pero nada tiene que ver con esos daños. La clara de huevo quizá puede provocar un relleno superficial que da aspecto cosmético. Pero decir esto como si fuera panacea no está bien”.

Tweet 7. “¿Quieres mejorar la calidad de tu pelo? Toma colagmin PLUS, %NATURAL, de venta en tiendas SOL VERDE afuera de ÉXITO”.

La calidad del pelo”, explica el doctor Burgos, “no depende de un solo producto, sino de una alimentación balanceada. Ningún producto en el mundo garantiza eso. En el caso de personas con problemas en el pelo, hay que analizar si se trata de enfermedades localizadas o sistémicas”. Si no fuera por la invitación a abandonar los programas de vacunación, cuyo éxito depende de la participación de todos, sería fácil estar de acuerdo con otro de los trinos de Natalia París: “No son muchas las obligaciones como seres humanos. Una de ellas es dejar que cada uno viva como le venga en gana...”.

Temas relacionados