Consejos para usar el transporte público en medio de la pandemia

Noticias destacadas de Salud

Investigadores de varias universidades e institutos resumieron cuáles debían ser las principales medidas para usar los medios de transporte masivo en Colombia. Evitar aglomeraciones, usar tapabocas y no hablar, algunas de las que pueden ayudar a evitar el contagio.

A medida que se han flexibilizado las restricciones impuestas para contener el contagio de COVID-19, los colombianos han retomado sus rutinas. Para muchos esto implica movilizarse en grandes ciudades y, por ende, volver usar medios de transporte como Transmilenio, en Bogotá; el Mío, en Cali, y Transcaribe, en Cartagena.

Parece normal que aún haya incertidumbre sobre cuál es la manera más adecuada de reactivar esos sistemas que, sin excepción, han tenido complicaciones en sus finanzas. Pero a medida que avanza el conocimiento sobre el SARS-CoV-2 y la manera en que se transmite, hay más certeza de qué debería hacer un usuario que necesite utilizar estos buses.

Ya varias ciudades del mundo han ido adoptando prácticas sobre las que empieza a haber consenso. Como le dijo hace unos días Joseph Gardner Allen, de la U. de Harvard, al periódico The New York Times, una de las claves es garantizar la ventilación y evitar la concentración. Usar tapabocas también es una recomendación compartida junto a otra que parece haber quedado en el olvido: lavar las manos con frecuencia. La razón es simple: “Una vez que comienzas a manipular cosas, puedes contaminarte inadvertidamente”, le explicó al diario estadounidense Robyn Gershon, profesor de epidemiología en la Escuela de Salud Pública Global de la Universidad de Nueva York.

Entonces, ¿qué deberían hacer los colombianos que necesiten usar el transporte público? Profesores de la Universidad de los Andes, junto a investigadores de otras instituciones (U. Nacional, Imperial College de Londres, Instituto Nacional de Salud, Gobernación de Antioquia y Alcaldía de Medellín) revisaron la evidencia disponible y las investigaciones que se han realizado en otras ciudades para hacer una serie de recomendaciones que resumieron en un breve documento, que se puede consultar en la infografía que acompaña este texto.

“Hay evidencia de eventos de superpropagación en sistemas de transporte masivo, por lo cual las medidas deben extremarse para evitarlos. Algo muy relevante es que gran parte de esos eventos de superpropagación se inician por personas en estado asintomático o presintomático”, apuntan.

“Aunque existe evidencia fuerte de la gran correlación entre movilidad y número reproductivo efectivo particularmente en situaciones de alta restricción, también hay evidencia creciente de una potencial correlación cuando se logran instaurar otras medidas suficientemente efectivas de protección personal y control de infecciones. Esto permitiría un mayor balance entre control de infección y reapertura económica”, dicen en otro apartado.

Comparte en redes: