Consumo de carne, ¿qué tan bueno es para la salud?

El médico y especialista en Cirugía Plástica, doctor Camilo Prieto explica las desventajas que trae para la salud y el medio ambiente el consumo de la carne roja.

Camilo Prieto, reconocido cirujano plástico, consultor del Instituto Latinoamericano de Liderazgo y activista ambiental. / El Espectador

Durante muchos años la carne ha sido un alimento que no puede faltar en el plato de comida de los colombianos, ya sea carne roja o blanca, incluso en algunos platos se desecha el arroz o la papa porque ‘engordan’ y son perjudiciales para la salud pero la carne se mantiene pues se considera como indispensable para la nutrición.

¿Qué tan saludable es el consumo de carne?, el reconocido doctor Camilo Prieto, especialista en Cirugía Plástica, activista ambiental y autor del libro “El perro a cuadros”, habló con El Espectador y explicó las desventajas que trae para el organismo y para el medio ambiente el consumo de las carnes, especialmente la de res.

Dice que en la sociedad hay un gran mito frente al consumo de esta proteína. Miles de colombianos consideran que sacar los carbohidratos del plato de comida es tener una alimentación saludable, pero de igual forma creen que consumir carne roja a diario es necesario para el organismo.

El médico asegura que estas creencias solo hacen parte de un gran mito entre las personas pues, explica que genéticamente los seres humanos no venimos adaptados para comer carne todos los días.

“Los seres humanos estamos destinados a cazar, un animal cazador no come todos los días, cazan dos veces a la semana por eso aunque somos omnívoros nuestros genes no están diseñados para asimilar tan rápidamente la carne”. Por tal motivo, al cuerpo demorarse en digerir la carne, las personas que consumen en grandes cantidades este alimento pueden tener riesgo de padecer problemas gastrointestinales.

A la vez, el Dr. Prieto asegura que también se considera como un factor de riesgo cardiovascular porque incrementa el acido úrico, que genera que se concentre la sangre en el cuerpo y haya riesgo de sufrir de infartos. “La carne roja se demora mucho tiempo en digerirla el cuerpo y aunque no hay certeza absoluta se dice que puede favorecer la aparición del cáncer de colon porque disminuye el tránsito gastrointestinal”, indica.

Además de alertar sobre los problemas que trae a la salud el consumo de carne roja, el autor del libro “El perro a cuadros” que habla del problema ambiental que sufre en este momento el planeta y, de los derechos pero también los deberes que tenemos los seres humanos con la madre naturaleza, hace un llamado para que los seres humanos seamos más responsables con la salud y también con el medio ambiente.

De acuerdo con lo asegurado por Camilo, el alimento menos eficiente y el que mayor impacto ambiental tiene en la producción industrial de alimentos es la carne de res.

Dice que está demostrado que para cultivar los alimentos que necesitan todos los humanos y los animales del mundo, se emplea una proporción como Suramérica mientras que para mantener las vacas se utiliza una superficie igual al tamaño del África, es decir una proporción exageradamente grande.

Por otra parte, afirma que la generación de gases de efecto invernadero asociados a la deforestación que causa el mantenimiento de las vacas para su crecimiento, y los producidos por el metabolismo de la vaca son elevadísimos, “cuando se suman estos gases aportados por la ganadería son superiores a los que producen todo el sistema de transporte terrestre como trenes, carros, camiones, sumando el transporte aéreo”, aseveró.

Señala que el metabolismo de las vacas produce además Metano, un gas 24 veces más poderoso que el dióxido del carbono (CO2).

Otra contribución negativa del consumo de carne de res, es el gasto que produce de agua potable pues, según Prieto, varios estudios han demostrado que para producir un kilo de carne se necesitan entre 10.000 y 15.000 litros de agua, mientras que para producir por ejemplo un kilo de trigo se necesitan 120 litros del preciado líquido y para producir arroz, que también tiene un alto impacto hídrico, se necesitan 5.000 litros de agua.

“En eficiencia energética, de todas las calorías que le invierten a una res sólo se puede recuperar el 3%, mientras que con un derivado lácteo o un huevo se puede recuperar entre un 15 % y 20%”, lo que demuestra que “el alimento menos eficiente es la carne”, indica el médico especialista.

Para el doctor Camilo Prieto la alimentación ideal del ser humano es la que es saludable y responsable con el planeta, por eso aconseja evitar el consumo de la carne de res.

 

últimas noticias

Marlboro entra en el mercado de la marihuana

Y donde estaba la madre cuando…?