Corea del Sur confirma su segunda ola de coronavirus

Noticias destacadas de Salud

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Corea del Sur aseguró que ese país, uno de los más aplaudidos en la gestión de la pandemia, atraviesa un resurgimiento del virus Sars-Cov-2.

Jeong Eun-kyeong, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea (KCDC), dijo que el país estaba atravesando una segunda ola del virus en una sesión informativa televisada.

Mientras tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó un aumento récord en los casos mundiales de coronavirus el domingo, con un aumento total de 183.020 en un período de 24 horas.

Corea del Sur ha sido uno de los países más “aplaudidos” en su manejo de la pandemia. De acuerdo con un análisis de Andrés Vecino, el sistema de vigilancia de ese país permitió las “pruebas masivas”. “La verdad es que lo que se ha llamado pruebas masivas es, al juzgar por el número de pruebas per capita, menos extenso de lo que suena: 400,000 al 31 de marzo con una población de 51 millones, para un total de 0.8% de su población. Lo que Corea del Sur ha hecho muy bien es priorizar las pruebas para realizar un rastreo de casos agresivo y utilizar esa capacidad ampliada de pruebas con el mismo propósito. Y esta no es una idea nueva”, escribió e investigador de la Jhons Hopkins School of Public Health en este diario.

El rastreo de casos en Corea del Sur incluye la búsqueda activa de contactos por medio de la identificación de señales de teléfonos celulares cercanos al caso diagnosticado y la notificación a estos por el mismo medio. La enseñanza fundamental que nos deja Corea del Sur es que el seguimiento cercano de sintomáticos y sus contactos ha sido la clave de contener la epidemia y que el aspecto más importante es la preparación previa del sistema de vigilancia.

Sin embargo, y de acuerdo con la BBC,desde mayo, han crecido grupos de casos nuevos, incluidos brotes en clubes nocturnos en Seúl, la capital. Desde ese mes hasta hoy, casi 60 días después, los casos diarios confirmados habían caído de casi mil a cero infecciones registradas durante tres días seguidos. Las autoridades dijeron el lunes que en las últimas 24 horas, se registraron 17 nuevas infecciones de diferentes grupos en grandes oficinas y almacenes. Cerca de 200 infecciones estaban relacionadas con empleados de una empresa de ventas puerta a puerta en la capital, que contrataba principalmente a personas mayores de 60 años.

Otros 70 casos fueron rastreados hasta un club de tenis de mesa en otra parte de Seúl, donde los miembros también transmitieron el virus en una iglesia de la ciudad central de Daejeon.

Hasta ahora, el KCDC había dicho que la primera ola de Corea del Sur nunca había terminado realmente, pero que ahora estaba más claro que en mayo comenzó una nueva ola de infecciones centradas en el área metropolitana de Seúl.

El alcalde de Seúl también advirtió que la capital podría tener que volver a un distanciamiento social estricto, en caso de que los casos superen los 30 en promedio durante los próximos tres días y la tasa de ocupación de camas de los hospitales de la ciudad supere el 70%.

El epicentro continúa en América Latina

A principios de este mes, la Organización Mundial de la Salud dijo que el mayor aumento fue en América del Norte y del Sur. Cuatro de los 10 países con mayor número de infecciones diarias son latinoamericanos: Brasil, Perú, Chile y México, indicó Michael Ryan, el director de emergencias sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante una conferencia de prensa virtual desde Ginebra. “No creo que hayamos alcanzado el punto álgido de los contagios (en la región) y, de momento, no puedo predecir cuando se alcanzará”, añadió. El foco continental está en Brasil que, con 526.447 casos, es el segundo país en número de contagios en todo el mundo, detrás de Estados Unidos.

Comparte en redes: