En lo corrido del año ya han muerto seis niños por desnutrición en Colombia

El último boletín epidemiológico del Instituto Nacional de Salud señala que en los primeros 19 días de enero ya han perdido la vida seis menores por desnutrición.

(M) / Flickr

En lo corrido de 2015, seis niños han muerto en Colombia por desnutrición, según evidencia el último boletín epidemiológico del Instituto Nacional de Salud.

De acuerdo con la entidad, tres de los casos –registrados en Córdoba, La Guajira, Magdalena, Risaralda, Meta y Nariño– eran menores de un año y los otros tres tenían entre 12 y 15 años.

El informe destaca además que la mayoría de los menores fallecieron en instituciones de salud y que tres de los menores fallecieron el mismo día de ingreso.

Según cifras oficiales, del total de casos, sólo dos recibieron lactancia materna y alimentación complementaria. Por otro lado, el documento señala que la mayoría de las madres de los menores fallecidos tienen bajo nivel educativo.

Recientemente, el director del Instituto Nacional de Salud, Fernando de La Hoz, reveló que hasta noviembre de 2014 habían muerto por desnutrición 240 niños menores de cinco años en el país.

Informó que la mayoría de los casos se presentan en la Costa Atlántica, con una cifra de 45 %, lo que representa que 109 niños murieron en lo corrido del año; y en la población indígena, con un 37 % de las muertes que ocurren en el país por desnutrición.

Según las cifras del Instituto Nacional de Salud, por esta causa, un niño menor de cinco años muere cada 33 horas, lo que representa cinco muertes a la semana. Explicó que hay dos formas de catalogar las muertes por desnutrición: inanición o desnutrición crónica.

La muerte por inanición aguda ocurre cuando la persona es privada de los alimentos por completo. "El tiempo estimado para vivir sin ingerir ningún alimento es de cinco o seis días", indicó De La Hoz.

Mientras que, en el caso de desnutrición crónica, que se presenta a los seis meses de edad, un niño que nace en condiciones normales puede desnutrirse hasta en ocho meses y morir por neumonía o diarrea.