Cura contra la malaria, ¿al fin?

Una vacuna probada en África abre nuevas esperanzas para prevenir esta enfermedad.

La malaria, en promedio, cobra la vida de 800.000 personas al año. Buena parte de las víctimas son niños menores de cinco años. Por eso, una vacuna que reduzca a la mitad el riesgo de infectarse es un aviso de salvación.

La vacuna, desarrollada por GlaxoSmith Kline, fue probada en 15.460 bebes de siete países africanos entre marzo de 2009 y julio de 2011. En el mundo, más de 200 millones de personas contraen malaria año a año. Este es el primer tratamiento realizado a larga escala para atacar esta enfermedad, una de las más temidas en los países tropicales.

En el estudio, publicado en The New England Journal of Medicine, aplicaron la vacuna RTS,S/AS01 a dos grupos de niños en diferentes intervalos. Otros fueron inyectados con una vacuna que no atacaba la malaria, para realizar comparaciones. Más de un año después obtuvieron los resultados de los primeros 6.000, que tomaron las tres dosis dispuestas por el protocolo de investigación.

¿Qué encontraron? Los científicos de dieron cuenta de que la vacuna tenía una eficacia de 50.4% en los casos de malaria normales, mientras que en los casos de malaria severa tuvo una eficacia de 45.1%. En otras palabras: los niños tenían la mitad del riesgo de contraer malaria.

“La adición de una vacuna contra la malaria a las intervenciones de control existentes —aseguró al periódico inglés The Guardian Andrew Witty, jefe ejecutivo de GlaxoSmith Kline—, tales como los mosquiteros y los insecticidas, podría ayudar a prevenir millones de casos de esta enfermedad debilitante. También podría reducir la carga sobre los servicios del hospital, liberando camas necesarias para el tratamiento de otros pacientes”.
Los resultados de la vacunación en recién nacidos serán publicados el próximo año, aunque ya las pruebas sugieren que en los niños entre seis y 12 meses de edad también reduce el riesgo de contagio al 50%. Ahora habrá que ver, en 2014, cuánto tiempo duró la protección de la vacuna. De acuerdo con The Guardian, la cifra de niños con malaria grave podría aumentar. Sin embargo, si todo sale bien, la Organización Mundial de la Salud aprobaría su uso y comenzaría a distribuirla en 2015.

Varios estudios contra la malaria han sido realizados, pero ¿será esta vacuna, desarrollada durante 25 años, una esperanza real para prevenirla?