"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 4 horas

Denuncian a entidad contra la leucemia que engañó a donantes

Menos del 1 % de los casi 10 millones de dólares que ingresaron a la fundación fueron destinados a trabajar contra la enfermedad.

Los 10 millones de dólares fueron donados para ayudar a niños que sufren este cáncer.Archivo EFE

Las autoridades de Nueva York anunciaron una demanda contra una organización que supuestamente combatía la leucemia y que durante años se apropió indebidamente de millones de dólares recogidos a través de donaciones.

La entidad, conocida como Fundación Nacional contra la Leucemia (NCLF, por su sigla en inglés), se presentaba como una organización líder en ese ámbito, pero destinó menos del 1 % de los casi 10 millones de dólares que ingresaron entre 2009 y 2013 a trabajar contra la enfermedad.

"Nada es más vergonzoso que apropiarse de millones de dólares donados por gente de buen corazón que solo querían ayudar a los niños que sufren de una enfermedad terminal", dijo en un comunicado el fiscal general del estado de Nueva York, Eric Schneiderman.

Según las autoridades, la NCLF era "en gran medida una operación de un solo hombre", Zvi Shor, de 64 años, que operaba desde el sótano de su casa en el distrito de Brooklyn.

También está acusado por haber infringido sus deberes en la organización el presidente de la misma, Yehuda Gutwein, quien solo figuraba como tal y dejaba las operaciones en manos de Shor, y el vicepresidente, Shlomo Shor, hijo del cerebro de la trama.

Además está imputado por hacer presentaciones falsas un hombre que actuó como auditor de la entidad.

Según la Fiscalía, la NCLF ingresó entre abril de 2009 y marzo de 2013 unos 9,7 millones de dólares a través de donaciones de miles de personas en todo Estados Unidos.

La mayor parte de esa cantidad fue reunida por recaudadores de fondos profesionales contratados por la organización, que se quedaron con la mayor parte de los recursos, mientras que Shor se pagó a sí mismo un salario de casi 600.000 dólares y se embolsó la misma cantidad en compensación diferida.

En tanto que un 5 % de los ingresos se desviaron a una entidad fantasma en Israel dirigida por la hermana del acusado, presuntamente con fines de investigación del cáncer.

Finalmente, 57.541 dólares, menos de un 1 % de lo obtenido, se destinaron a asistir directamente a pacientes de leucemia, según explicó Schneiderman.

El fiscal general subrayó que seguirá investigando y desarticulando "las supuestas organizaciones benéficas que utilizan nombres que suenan legítimos para explotar la generosidad de los neoyorquinos y traicionar la confianza del público".

Schneiderman señaló que las organizaciones caritativas que sí cumplen con su función son "una parte esencial" de la sociedad e instó a los ciudadanos a seguir donando a los más necesitados, pero a hacerlo "sabiamente".

Temas relacionados