Deuda a clínicas y hospitales colombianos llegó a los $8.2 billones

Así lo registró el estudio semestral realizado por la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (ACHC) que incluyó a 153 instituciones.

La Nueva EPS es la que más le debe a clínicas y hospitales. Archivo El Espectador

Las deudas a los hospitales y clínicas por los servicios de salud prestados a los usuarios del sistema de salud alcanzaron los $8.2 billones, de los cuales el 60,2% es carteta en mora. Así lo registró un informe realizado por la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (ACHC) con corte a junio 30 de 2017, en el que participaron 153 instituciones. Según la Asociación, en el último semestre la duda creció un 12.3% y, comparada con diciembre del 2016, aumentó $924.817 millones, ya que en ese entonces era de $7.2 billones.

Puntualmente, según el informe, las EPS del régimen contributivo deben $3.1 billones (el 37.9%), mientras que en el subsidiado la deuda es de $2.5 billones (30.2%). Por su parte las deudas por parte del Estado representan el 10.2%, divididos de la siguiente manera: $480.238 millones de los Entes Territoriales, $166.327 millones del Fosyga y $189.225 millones de otros. “El 21.7% restante lo adeudan entidades de medicina prepagada y planes complementarios, aseguradoras SOAT, ARL, IPS, magisterio y empresas, entre otras”, afirma la ACHC.

Respecto a las EPS que más deudas tienen con clínicas y hospitales, la que lidera la lista es la Nueva EPS con $874.634 millones, seguida por Coomeva EPS con $587.309 millones y Cafesalud EPS con $373.104 millones. En el régimen subsidiado el mayor deudor es Savia salud EPS con $626.893 millones y la liquidada Caprecom EPS con $251.047 millones. Respecto a los entes territoriales el mayor deudor es el departamento de Antioquia con $147.631 millones.

“Esto implica una afectación muy importante de la liquidez del sector salud. Gran parte del activo corriente de los hospitales y clínicas, alrededor del 80%, está representado en las cuentas por cobrar, haciendo que la situación financiera de las instituciones sea de una gran debilidad para responder por todas las obligaciones que tienen, no solo con los pacientes, sino con el personal y las proveedores”, afirmó el doctor Juan Carlos Giraldo, director general de la ACHC.

Igualmente afirmó que, ante esto, la Asociación sugiere que se dé una reforma a la estructura administrativa del sistema que garantice un mejor flujo de los recursos, de otra manera las clínicas y hospitales irán directo a una crisis que los dejaría en quiebra. “En este momento un hospital presta el servicio hoy y, en el mejor de los casos, le llega el pago en 200 días, lo que hace muy difícil la operación de las entidades”, agregó.

Vale aclarar que 3.1 billones de la deuda total, de los cuales 68.4% son cartera morosa, están en las manos de entidades tanto del subsidiado como del contributivo que están en liquidación, intervención, sometidas a medidas cautelares de vigilancia o programas de recuperación. Por esto Giraldo hizo un llamado a la Superintendencia de salud “para que hagan intervenciones más fuertes, de manera preventiva, para que no se repita la crónica historia de entidades que vemos que se están deteriorando, se dejan llevar a la quiebra y se van debiéndole gran cantidad de dinero al sector hospitalario”. A este grupo de EPS con medidas especiales están afiliados el 50,8% de las personas que están en el sistema, es decir 23.4 millones de afiliados aproximadamente.