Discrepancia en concepto médico no habría permitido eutanasia a Ovidio

La Superintendencia de Salud envió un equipo especial a Pereira para verificar por qué no se practicó la eutanasia al padre del caricaturista,“Matador”.

Ovidio González, retratado el 22 de junio cuando los médicos le informaron que su procedimiento de eutanasia se cancelaba.Daimler Naranjo

Este martes un equipo especial de la Superintendencia de Salud viajó a Pereira a verificar qué procedimientos se aplicaron en el caso de Ovidio González, padre del caricaturista Julio César, quien pidió que se le aplicara la eutanasia tras padecer desde hace cinco años un cáncer que le "está pudriendo la cara", asegura su hijo.

“Aparentemente hubo una discrepancia entre el concepto del médico tratante y el concepto del comité médico científico que estudió el caso, eso es lo que vamos a verificar”, indicó a RCN Radio, el superintendente de Salud, Norman Julio Muñoz.

De igual forma lo indica el Ministerio de Salud mediante un comunicado, cuestionando que no se hayan resuelto dichas diferencias oportunamente antes de programar el procedimiento al señor Ovidio, de 79 años, citándolo a él y a su familia el pasado viernes a la realización de la eutanasia, y decirles minutos antes que no se le realizaría la eutanasia, vulnerándole los derechos y causándoles un dolor mayor. (Lea la historia completa de Ovidio González, quien exige el derecho a morir)

El superintendente dijo que este grupo especializado indagará sobre el caso en la Clínica Oncólogos de Occidente, donde se realizó todo el proceso a Ovidio, y si se cumplió con los procedimientos estipulados en la normativa (Resolución 1216 de 2015) del Ministerio de Salud, la Supersalud hará que se actúe en consecuencia y se defina la situación del paciente.

“Lo que más nos preocupa de este caso es que no se le brindó un trato digno, una orientación y manejo adecuado al señor González, teniendo en cuenta que además de ser paciente de cáncer es un adulto mayor y por tanto, es sujeto de protección especial. Los derechos de los usuarios del Sistema de Salud van más allá del acceso a los servicios y es nuestro deber hacerlos respetar”, señaló el funcionario.

Respecto a las críticas que ha recibido la normativa para morir dignamente en Colombia, el Ministerio de Salud asegura que el protocolo establecido es “suficientemente detallado, claro y se ajusta a los lineamientos determinados por la Corte Constitucional”.

Algo que contradice el doctor Juan Paulo Cardona, quien hizo parte del comité científico que negó el procedimiento al señor Ovidio y asegura que este comité científico tuvo que aplicar “una reglamentación con vacíos”. “No quiero que me juzguen como un médico sin corazón, pero estas son algunas de las condiciones que estipula la reglamentación del Ministerio y no nos podemos saltar la norma, porque podríamos terminar en líos”.