Recomiendan monitoreo para evitar aparición de epidemias

Dos nuevas amenazas después del zika

Los virus oropouche y mayaro, que pertenecen a la familia de los arbovirus, transmitidos por mosquitos, se detectaron en Brasil y podrían expandirse por el continente.

Los virus oropouche y mayaro pertenecen a la familia de los arbovirus, transmitidos por mosquitos. / Wikipedia

Después de una década marcada por la expansión rápida de epidemias como la del zika y el chikunguña, dos nuevas enfermedades tropicales amenazan al continente. Se trata de las fiebres mayaro y oropouche, ambas identificadas en Brasil, según un estudio publicado en la revista International Journal of Infectious Diseases.

Tras evaluar 647 muestras de sangre de ciudadanos de la ciudad de Goiânia, en la región central brasileña, los científicos identificaron anticuerpos de ambas enfermedades en doce individuos.

“Es la primera vez que se tiene noticia de infecciones por oropouche en humanos”, señaló el biólogo Marcos Moreli, de la Universidad Federal de Goiás y autor principal del estudio. Anteriormente sólo se había detectado en monos. “También es el primer registro de infecciones por mayaro en áreas urbanas del país”, añadió.

Los virus oropouche y mayaro pertenecen a la familia de los arbovirus, transmitidos por mosquitos.

El mayaro es diseminado por el Aedes aegypti, transmisor de los virus del dengue, zika y chikunguña. En América Latina y el Caribe fue registrado por primera vez en 2016, en Haití. Desde entonces, hubo pequeños brotes en diversas áreas de la región, especialmente en la Amazonia. Las muestras recogidas en Brasil corresponden a los años 2011 a 2013.

El virus oropouche se transmite por el mosquito Culicoides paraensis, antes restringido a pequeñas aldeas amazónicas y ahora extendido a las ciudades. Desde su descubrimiento en los años 1950 se han registrado casos en comunidades urbanas y rurales de Ecuador, Panamá y Perú, donde en mayo de 2016 el Ministerio de Salud reportó la aparición de 57 casos de la enfermedad en el norte de Cuzco.

“Los virus pueden causar fiebre, erupciones en la piel y dolores de cabeza, de articulaciones y músculos, y se pueden confundir con el dengue o el zika”, explica el patólogo Marco Salemi, del Departamento de Patología de la Universidad de Florida, Estados Unidos. En casos severos, incluso pueden causar la muerte.

Salemi es autor de un estudio publicado en la revista Scientific Reports que investigó los patrones de origen y diseminación del virus mayaro en las Américas. Tras analizar las secuencias genómicas de diferentes variedades del microorganismo aisladas durante los últimos 60 años, verificó que las cepas encontradas en Brasil y Haití son híbridas, es decir, que su genoma carga fragmentos del código genético de dos cepas virales diferentes.

“Los eventos de recombinación que condujeron a las nuevas cepas se dieron en los últimos diez años, probablemente en Brasil, desde donde fueron llevadas a Haití, debido al aumento de la migración tras el terremoto de 2010”, dice a SciDev.Net.

Según Salemi, la recombinación genera virus más potentes, capaces de penetrar más fácilmente el sistema inmunológico.

“Se debe monitorear la diseminación del mayaro, para evitar epidemias como las recientes de dengue y zika”, advierte.

*Periodista SciDev.net