El alcalde de Cali dará ivermectina a pacientes con COVID-19 pese a no haber evidencia sobre su eficacia

Noticias destacadas de Salud

Jorge Iván Ospina, alcalde de la ciudad, y Clara Luz Roldán, gobernadora del Valle del Cauca, anunciaron que suministrarán ivermectina. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud demuestra que no hay ninguna evidencia científica que respalde su uso.

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, y la gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán, sorprendieron esta mañana al país al anunciar que darían ivermectina a pacientes afectados por el COVID-19. “Es una medida para reducir la crisis inminente de calamidad de salud pública que se nos avecina”, dijo Roldán a Caracol Radio. “Vamos a distribuir 10.000 dosis a partir de mañana entre los grupos de riesgo”, señaló, por su parte, Ospina al diario El País.

Según el Alcalde, que pertenece al Partido Verde, una de las razones que lo llevó a tomar la decisión son las conversaciones que ha sostenido con la alcaldesa de Guayaquil y “algunos médicos” que “me cuentan los éxitos que han tenido con el uso de la ivermectina. La vamos a distribuir en todo paciente positivo y en pacientes sospechosos”.

Su decisión ha causado sorpresa por una razón muy sencilla: aún no ninguna evidencia científica que demuestre que ese medicamento es útil para tratar a quienes tienen el virus SARS-CoV-2.

“La ivermectina no es tan inocua como muchos creen, sobre todo por su potencial de toxicidad neurológica. Ante la falta de estudios clínicos de buena calidad que avalen su uso en COVID-19, no se debe promover su uso indiscriminado”, apuntó el Twitter Carlos Calderón, médico farmacólogo y profesor de la U. del Rosario.

Como señala un boletín de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) del 22 de junio, pese a que la ivermectina está siendo evaluada como un posible tratamiento para el COVID-19, hasta el momento ningún estudio ha demostrado que es eficaz. De los tres que hay en marcha (uno in vitro y dos observacionales) y que han informado una aparente utilidad, ninguno ha sido revisado por pares ni publicado formalmente en una revista científica. Uno, de hecho, advierte la OPS, fue retirado luego de ser publicado como borrador.

Incluso, tras hacer una revisión de los estudios que se han realizado tanto in vitro (en laboratorio) como clínicos, ese organismo concluyó que “los estudios sobre ivermectina presentan un riesgo elevado de sesgo, muy poca certeza de la evidencia y que la evidencia existente es insuficiente para llegar a una conclusión sobre sus beneficios y sus daños”.

En otro apartado reitera una advertencia que omiten el alcalde de Cali y la gobernadora del Valle del Cauca: “La declaración del Comité de Expertos de Mectizan (ivermectina) sobre la eficacia potencial de la ivermectina para el COVID-19 enfatizó que los resultados de su eficacia para reducir la carga viral en cultivos de laboratorio a niveles de dosificación muy superiores a los aprobados por la FDA para el tratamiento de enfermedades parasitarias en humanos, no son suficientes para indicar que la vermectina será beneficiosa desde el punto de vista clínico para reducir la carga viral en pacientes con COVID-19”.

En pocas palabras, dice la OPS, esta medicina se está usando de manera incorrecta en el tratamiento del COVID-19, “sin ninguna evidencia científica sobre su eficacia y su seguridad”.

Hasta el momento, como advierte en su página web la Organización Mundial de la Salud (OMS), “hasta la fecha ningún producto farmacéutico ha demostrado ser seguro y eficaz para tratar la COVID-19”. Pese a esto, tal y como sucede en Cali, “los médicos están administrando a pacientes con COVID-19 medicamentos no aprobados para tratar esta enfermedad”.

Y aunque han presentado esta medicina como inocua, lo cierto es que puede tener serios efectos secundarios. De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU., quienes la tomen pueden presentar mareos, pérdida de apetito, náuseas, vómitos, dolor o hinchazón, estomacal, diarrea, estreñimiento, debilidad, somnolencia, temblor incontrolable de alguna parte del cuerpo y molestias en el pecho.

Comparte en redes: