El arroz modificado genéticamente que combatiría la ceguera

En Bangladesh se acaba de aprobar el primer cultivo de arroz dorado (Golden Rice), una variedad genéticamente modificada con vitamina A, una carencia alimentaria para muchos habitantes de ese país que puede derivar en ceguera. Algunos grupos ambientalistas se oponen.

Organizaciones como Greenpeace aseguran que lo invertido en desarrollar este tipo de arroz pudo haberse invertido en sanear el hambre de millones de personas.The golden rice project

El arroz dorado (Golden Rice) es un arroz blanco modificado genéticamente para proporcionar vitamina A. Esta vitamina es muy común en los alimentos de las dietas occidentales, pero en países como Bangladesh, la vitamina A escasea. Según The Guardian, se cree que la carencia de esta vitamina puede conducir a los niños a la ceguera, y que mata más niños que el VIH, la tuberculosis y la malaria (unas 2.000 muertes por día).

Aunque fue desarrollado hace dos décadas, todavía pelea por obtener la aprobación en la mayoría de las naciones. Precisamente, Bangladesh se convirtió esta semana en el primer país en aprobar un cultivo de arroz dorado con el objetivo específico de combatir la ceguera. En este país, la deficiencia de Vitamina A afecta al 21% de los niños.

Según New Scientist, el arroz dorado que se plantará en el país asiático a partir de 2021 fue creado en el Instituto Internacional de Investigación del Arroz (IRRI) de Filipinas. Los investigadores criaron los genes del betacaroteno en una variedad de arroz llamada dhan 29, que se cultiva durante la estación seca en Bangladesh. Según reportó ese instituto en 2017, eEn las pruebas con el arroz dhan 29 no se registraron anomalías en suelos o cultivos, a exceción de la presencia de vitamina A.

 El Comité Central de Bioseguridad, un grupo de ocho funcionarios y científicos, revisó los riesgos ambientales, como el potencial de la planta para convertirse en una maleza y la seguridad alimentaria. Así  decidió dar luz verde a las plantaciones.

Sin embargo, algunos grupos ambientalistas se oponen a la plantación de cultivos genéticamente modificados de arroz dorado. Greenpeace, por ejemplo, respondió una carta de 2016 firmada por algunos   Nobel en donde les piden parar su campaña contra el arroz dorado:  “Las corporaciones están promocionando el arroz Golden para allanar el camino para la aprobación global de otros cultivos genéticamente más rentables. Este costoso experimento no ha logrado producir resultados durante los últimos 20 años y desvió la atención de los métodos que ya funcionan. En lugar de invertir en este ejercicio de relaciones públicas sobrevalorado, debemos abordar la desnutrición a través de una dieta más diversa, acceso equitativo a los alimentos y la agricultura ecológica”.

En un artículo sobre el Golden Rice, The Guardian asegura que el problema es más sobre política que sobre dinero. El artículo 15 del Protocolo de Cartagena sobre Bioseguridad (un acuerdo que tiene como objetivo garantizar la manipulación, el transporte y el uso seguros de organismos vivos modificados) dice que si un producto presenta un posible riesgo para la salud humana o el medio ambiente, se deben tomar medidas para restringir  su introducción. Aunque la ciencia parece respaldar los cultivos de arroz dorado, esta cláusula ha sido el escudo para que no se cultive masivamente.

New Scientist por su parte argumenta que el problema será aceptar que la gente cambie su hábito alimenticio. Según Sherry Tanumihardjo, quien estudia vitamina A y salud global en la Universidad de Wisconsin en Madison, "las personas tienen dificultades para cambiar el color de los alimentos que comen", y muchas personas en Bangladesh prefieren comer arroz blanco. Por otro lado, el arroz dorado cocido se parece al khichuri, un plato popular de arroz y lentejas cocinadas con cúrcuma, lo que puede aumentar su atractivo.

La oposición de organizaciones no gubernamentales todavía podría obstaculizar la introducción. El mes pasado, dos grupos en Bangladesh, la Federación Agrícola de Trabajo Agrícola y la Asociación Nacional de Mujeres Agricultoras y Trabajadoras, pidieron la prohibición tanto del arroz dorado como de la berenjena transgénica, que es ampliamente cultivada en ese país desde 2014.

892727

2019-11-24T18:26:28-05:00

article

2019-11-24T18:26:28-05:00

hcalle_250705

none

- Redacción Vivir

Salud

El arroz modificado genéticamente que combatiría la ceguera

61

3943

4004