¿El azúcar es el nuevo tabaco? Las estrategias publicitarias se repiten

Los gigantes de la industria del tabaco construyeron algunas de las principales marcas de bebidas azucaradas que se han comercializado a los niños en los últimos 50 años. Sin embargo, la publicidad de bebidas azucaradas no ha recibido la misma atención.

La investigación se centró en cómo las estrategias publicitarias de compañías de tabaco como Philip Morris se replican en las de bebidas azucaradas como Tang.PxPhere

Los gigantes de la industria del tabaco construyeron algunas de las principales marcas de bebidas azucaradas que se han comercializado a los niños en los últimos 50 años, según una investigación publicada en la revista BMJ.

El estudio, realizado por la Universidad de California, el Instituto San Francisco de Estudios de Políticas de Salud, analizó la correspondencia entre la industria tabacalera y la industria del azúcar. Los archivos fueron recientemente abiertos al público como parte de una decisión judicial en Estados Unidos.

Los investigadores rastreron cómo los dos conglomerados más grandes de la industria tabacalera Philip Morris y RJ Reynolds, comenzaron a adquirir marcas de gaseosas y refrescos en la década de 1960 , y usaron los conocimientos adquiridos del tabaco para desarrollar algunas de las marcas líderes de bebidas azucaradas que se comercializan para los niños en Estados Unidos como  Hawaiian Punch, Kool-Aid, Capri Sun y Tang. (En Colombia varias bebidas tienen más azúcar de lo que dice el etiquetado)

“Los ejecutivos del tabaco transfirieron sus conocimientos de mercadotecnia a los jóvenes y expandieron las líneas de productos usando colores, sabores y estrategias de mercadeo originalmente diseñadas para comercializar cigarrillos”, señala el estudio.

De acuerdo con Health Policy Watch, las empresas tabacaleras finalmente vendieron estas marcas a corporaciones globalizadas de alimentos y bebidas. Las empresas se comprometieron en 2006 a promover la “publicidad infantil responsable”, a través de la Iniciativa de publicidad de alimentos y bebidas para niños (CFBAI) de la industria de los Estados Unidos. Los compromisos incluían “cambiar la combinación de publicidad dirigida principalmente a los niños para alentar opciones dietéticas más sanas”. (Etiquetas de los alimentos sí reducen el consumo)

Sin embargo la mayoría de las corporaciones que adquirieron las marcas populares para niños “continuaron en 2018 implementando algunas de las campañas de marketing integradas de las compañías tabacaleras para llegar a niños muy pequeños”, dice el estudio.

De acuerdo con el New York Times, las compañías cultivaron la lealtad a los productos cargados de azúcar usando sabores probados por niños, personajes de dibujos animados, juguetes de marca y millones de dólares en publicidad.

Según los expertos en salud, esto habría contribuido en gran medida a la crisis de obesidad de la nación. Casi un tercio de los niños estadounidenses tiene sobrepeso u obesidad. Los autores del estudio dijeron que era importante trazar un mapa de cómo las compañías creaban y comercializaban comida chatarra y bebidas azucaradas.

De acuerdo con el Times, R.J. Reynolds y Philip Morris ya no son dueños de las marcas de bebidas y se negaron a hacer comentarios, al igual que las compañías que más tarde adquirieron las marcas.

845354

2019-03-16T12:31:22-05:00

article

2019-03-16T13:07:36-05:00

hcalle_250705

none

- Redacción Vivir

Salud

¿El azúcar es el nuevo tabaco? Las estrategias publicitarias se repiten

73

3325

3398

Temas relacionados