El brote de sarampión en Nueva York enfrenta a la comunidad judía ortodoxa

La alcaldía declaró en estado de emergencia cuatro distritos de Williamsburg, uno de los principales enclaves de esta comunidad. Mientras autoridades les exigen vacunarse, o podrán ser multados hasta con 1.000 dólares, los líderes dicen que atenta contra su libertad religiosa.

Personas deberán vacunarse o pagarían una multa de hasta 1.000 dólares. Pixnio

La amenaza del sarampión ya llegó hasta Nueva York y no de la mejor manera. La ciudad, según ha advertido la alcaldía, estaría viviendo uno de los brotes más agudos en tres décadas. Razón por la que esta semana el alcalde Bill de Blasio declaró emergencia sanitaria en cuatro distritos de Williansburg, zona donde, además, se concentra gran parte de la comunidad judía ortodoxa de la ciudad.

Con el fin de enfrentar el brote, que está fuertemente relacionado con la falta de vacunación y el creciente movimiento antivacunas, la declaración de emergencia viene de la mano de una condición: que durante los próximos días todas las personas que viven en estos cuatro distritos deben vacunarse o podrán ser multados hasta con 1.000 dólares. Una iniciativa que responde al hecho que en esta zona se presentaron ocho casos de sarampión en niños, con que ninguno estaba vacunado, y con que seis de ellos eran hermanos.

Pero, como lo afirma la agencia EFE, la política ha enfrentado a la comunidad judía ortodoxa con el alcalde de Blasio. Mientras los primeros “acusan a la medida de coartar las libertades religiosas”, el segundo la defiende como necesaria, pues ya son más de “300 los casos de sarampión confirmados desde octubre en el estado de Nueva York”.

¿Qué sucedió en Williansburg y Rockland?

De acuerdo con la agencia sanitaria, los ocho niños de Williansbug pudieron haberse contagiado en el distrito de Brooklyn, en la ciudad de Nueva York, donde ya el brote alcanza los 285 casos, o en el condado de Rockland, donde ya suman 193 en los últimos seis meses, señala la cadena ABC. La mayoría de los contagios han surgido en vecindarios judíos ortodoxos.

El condado de Rockland también ha llevado a cabo una campaña de vacunación en un intento por contener el brote, especialmente antes de que comience el próximo viernes el "Passover" o Pascua. Allí, el brote de sarampión llevó a las autoridades locales a declarar un estado de emergencia por 30 días a finales de marzo y prohibir que los menores de 18 años que no estén vacunados contra la enfermedad puedan estar en espacios públicos.La cadena ABC también señala que la agencia sanitaria de Rockland publicó un listado de lugares y compañías de taxis que los residentes deben evitar ante el riesgo de contagio. (Le sugerimos: Italia prohíbe a niños ir al colegios sin vacunas )