El celular y los zapatos podrían tener bacterias desconocidas para la ciencia

Tras recolectar 3.500 muestras de bacterias de elementos pertenecientes a personas que asisten a eventos deportivos o museos, investigadores de la Universidad de California (EE.UU.) hallaron grupos extremadamente raros difíciles de estudiar en el laboratorio.

Pixabay

Las bacterias están en todos lados. Hace poco encontraron casi 2 mil nuevas especies en nuestro interior y ahora, una investigación ha hallado nueve ramas no estudiadas de vida bacteriana en muestras de zapatos y teléfonos. El estudio ha sido publicado en el portal PeerJuna página donde están algunas versiones preliminares de artículos que están a punto de salir al público. (Lea Israel se suma a la conquista de la Luna y esta semana lanzará su primer módulo)

La investigación estuvo a cargo de Jonathan Eisen, de la Universidad de California (EE.UU.) y su equipo. Los científicos usaron hisopos para recolectar 3500 pruebas entre miembros del público que asisten a eventos deportivos, museos y eventos educativos en los Estados Unidos. (Por primera vez decodifican el genoma del tiburón)

Cuando Eiser y sus colegas secuenciaron y analizaron el ADN de las bacterias en cada muestra, encontraron que estaban presentes 35 filos de bacterias diferentes. Los filos son grandes ramas del árbol genealógico de la vida y son subdivisiones de los reinos más grandes, que incluyen bacterias, plantas o animales.

De acuerdo con las listas oficiales de nomenclatura, solo hay 39 filos de organismos procarióticos, aquellos que tienen células pequeñas de tipo bacteriano que carecen de un verdadero núcleo. Pero el equipo encontró nueve posibles phyla adicionales que viven en zapatos y teléfonos, lo que sugiere que existe una gran variedad de vida bacteriana de la que casi no sabemos nada.

En pocas palabras, el equipo descubrió que el 10% de las muestras que tomaron contenía ADN de bacterias pertenecientes a la llamada materia oscura microbiana, organismos de los que sabemos poco porque son difíciles de cultivar y estudiar en el laboratorio.

Las muestras también contenían bacterias pertenecientes a grupos extremadamente raros, como Edwardsbactera, el cual se descubrió por primera vez en un acuífero de aguas subterráneas, y Diapherotrites, que anteriormente se encontraba en el agua que se filtraba de forma subterránea en una mina de oro abandonada.

Sean Gibbons, un microbiólogo de la Universidad de Washington, que también ha estudiado las bacterias en objetos cotidianos, dice que se identifican phyla bacterianos desconocidos cada año gracias a los avances recientes en los métodos de secuenciación genética.

"Las especies bacterianas pueden propagarse por todo el planeta más rápido de lo que pueden evolucionar hacia nuevas especies, lo que significa que no necesitamos viajar a desiertos lejanos ni a la jungla para encontrarlas", advierte Gibbons. "Estos organismos, desconocidos para la ciencia, están bajo nuestras narices, viven en nuestros teléfonos o zapatos", añadió.

De hecho, a comienzos de este año un artículo publicado en la revista mSystems encontró que las bacterias encontradas en la Estación Espacial Internacional también mutan, pero con la finalidad de adaptarse a las condiciones extremas.  

*Este atículo fue publicado originalmente en N+1, ciencia que suma.

840530

2019-02-19T09:49:47-05:00

article

2019-02-19T09:49:47-05:00

ssilva_250624

none

Víctor Roman - Agencia N+1

Salud

El celular y los zapatos podrían tener bacterias desconocidas para la ciencia

78

3642

3720