El derecho a la atención de la salud sexual

La atención de la salud sexual debe estar disponible para la prevención y el tratamiento de todos los problemas, preocupaciones y desórdenes sexuales.

Óscar Güesguán

Desde la compra de un condón hasta el acceso a una interrupción voluntaria del embarazo son situaciones que según el onceavo derecho sexual deben estar garantizadas.

De acuerdo con Cristina Villarreal Velásquez, directora de la Fundación Oriéntame, “en el sistema de salud hay barreras administrativas, geográficas y otras de los mismos profesionales de la salud (como el abuso de la objeción de conciencia), que se producen desde las porterías de las instituciones prestadoras de servicios de salud, donde no se permite acceso a las personas para preguntar por un servicio que no es tan común y que es un tema sensible”.

 VIVIR CON VIH DE LA FORMA HUMANAMENTE CORRECTA

El milenio empezó para Luis Alberto Sáenz (foto) con un diagnóstico de VIH. Hoy tiene 40 años y gracias a los tratamientos médicos y sus hábitos saludables vive con un huésped que, más que problemas de salud, lo ha enfrentado a problemas sociales.

Afirma que el avance en términos de atención de la salud ha sido evidente, pero que siguen vigentes algunos mitos que representan cargas morales y prejuicios para quienes, como él, viven con el virus.

“Hemos encontrado profesionales de la salud que a los que se les está hablando de VIH y sida, y nos dicen, ‘yo conozco a una persona que vive con sida con solo ver el rostro’, y yo digo, ¿cómo? Yo llevo 14 años, hago pruebas, y aún no conozco a la primera persona que lleve en el rostro el diagnóstico”, cuenta Sáenz.