El extraño caso del hombre que murió luego de ser lamido por su perro

Un hombre de 63 años falleció en Alemania luego de que su mascota le trasmitiera la bacteria Capnocytophaga canimorsus. El extraño caso fue reportado en European Journal of Case Reports in Internal Medicine.

La bacteria "Capnocytophaga canimorsus" suele estar en la saliva de perros y gatos, pero muy rara vez representa una complicación para los humanos. Pixabay

Hace unas semanas el European Journal of Case Reports in Internal Medicine publicó en su página web la descripción de un extraño caso que llegó a manos de un grupo de médicos de Bremen, Alemania. En el hospital Rotes Kreuz Krankenhaus, recibieron un hombre que falleció tras ser infectado con una bacteria que le trasmitió su perro. (Lea La campaña con la que Colombia quiere evitar que haya más niños quemados con pólvora)

Como lo cuentan en el artículo los cuatro médicos, liderados por Naomi Mader, el paciente, de 63 años, había llegado al consultorio luego de haber tenido fiebre por tres días. También había presentado algunas erupciones en su piel. (Lea Alerta por venta ilegal de un popular jarabe en Colombia)

Tras aclarar a los doctores que no padecía de ninguna enfermedad y que tampoco había sido mordido por ningún animal (solo había tenido contacto su perro), el equipo sospechó que se trataba de una infección bacteriana. Para combatirla le recetaron varios antibióticos que buscaban hacerle frente a algunas de las más frecuentes. Estreptococosneisserialeptospirahemofilos bacilos y Staphylococcus aureus, entre ellas.

Ante los síntomas, pensaron que se trataba de púrpura fulminante, una grave enfermedad de evolución rápida generada por varios tipos de meningococo. Pero, tras realizarle una tomografía del abdomen, no encontraron signos que les indicaran esa patología. (Lea Las razones detrás de la escasez de tres anticonceptivos en Colombia)

Al cabo de 30 horas, el hombre empezó a decaer. Sus riñones y su hígado comenzaron a fallar. Luego, su corazón presentó complicaciones. Pese a los esfuerzos por controlar la situación, las insuficiencias renal y hepática fueron inevitables. También, apuntan, tuvo hipotensión severa.

“La historia del paciente y los exámenes clínicos y de laboratorio no indicaron inmunodeficiencia, asplenia o abuso de alcohol”, escriben. “Desarrolló epidermólisis progresiva de todo el cuerpo. Los signos de infección sistémica persistieron después de 10 días de tratamiento con antibióticos”.

Al cuarto día de estar en el hospital, los exámenes de laboratorio revelaron que el hombre tenía una infección causada por Capnocytophaga canimorsus, una bacteria que suele estar en la saliva de perros y gatos.

Los médicos empezaron a combatirla. Cambiaron el tratamiento, pero con los días las extremidades del paciente presentaron signos de gangrena. Tuvo neumonía y picos de fiebre hasta de 40 grados. Al cabo de 16 días falleció.

“La infección por C. canimorsus se transmite con mayor frecuencia por mordeduras de perro”, explican en su artículo. Sin embargo, dicen, son infecciones muy raras. Suelen presentarse en pacientes con inmunodeficiencia, esplenectomía o abuso de alcohol, condiciones que no cumplía el hombre que falleció.

El caso es, sin duda, muy extraño, como dicen los doctores, muy rara vez se ha informado sobre infecciones graves por C. canimorsus sin que se haya presentado una mordedura. Además, “la infección por C. canimorsus es mortal en aproximadamente el 25% de los pacientes”. 

893381

2019-11-28T13:24:52-05:00

article

2019-11-28T13:24:52-05:00

ssilva_250624

none

- Redacción salud

Salud

El extraño caso del hombre que murió luego de ser lamido por su perro

71

4004

4075

Temas relacionados