El moho de la comida que es mejor que no se lo coma

El Servicio de Seguridad Alimentaria e Inspecciones (FSIS), del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, tiene una lista que determina qué alimentos con ese hongo debe desechar y cuáles se les podría recuperar algo. 

Pixabay

Salió de vacaciones, olvidó meter al congelador la comida que, posiblemente, se le dañaría en la nevera. Vuelve a su casa después del descanso y encuentra el pan con manchitas entre verdes y moradas, abre el arequipe y hay una telaraña sospechosa. Se encuentra en un dilema de si botar el alimento o quitarle la parte que aparece el moho. ¿Qué puede hacer?

El Servicio de Seguridad Alimentaria e Inspecciones (FSIS), del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, para tranquilidad de todos, tiene una lista que determina qué alimentos con moho, un tipo de hongo que crece en el aire libre o en lugares húmedos y con baja luminosidad, hay que desecharlos y cuáles se les podría recuperar algo. 

Lea más: “Hongos mágicos”, una posible alternativa para “resetear” los cerebros de deprimidos.

"En términos muy generales, como una regla sin matices, se podría decir que los mohos verdes y blancos tienden a ser inofensivos, mientras que los marrones deberían ser evitados", escribe BBC Mundo.

Los primeros alimentos que la FSIS recomienda botar son los que tienen un alto contenido de humedad porque, posiblemente, ya deben estar contaminados por debajo de la capa de moho. A la lista también entran el tocino, los fiambres, salchichas, carnes y granos cocinados, pasta, yogures, mermeladas, queso crema y quesos rayados.

En productos como el apio, jugo de uva, manzanas, granos y nueces, el hongo que nace en ellos son las micotoxinas, las cuales son sustancias tóxicas para el hombre, por lo que se recomienda que elimine esos alimentos de su nevera. Por ejemplo, en el maní, almendras y nueces de Brasil crecen las aflatoxinas, un tipo de micotoxinas, que son cancerosas.

Lea más: Hasta ratas encontraron en carnicerías selladas en Bogotá.

Si tiene carnes curadas, como el chorizo español o el salami, y quesos duros es seguro quitarles la capa de moho y luego consumirlos. La FSIS señala, además, que a el moho le queda difícil crecer en alimentos que no tienen poros. 

Para el caso de las frutas y vegetales no hay problema para aquellos que son duros como el repollo, la zanahoria o los pimientos. La recomendación es que se corte dos centímetros y medio por debajo del hongo.  

Hay ciertos tipos de quesos que se hacen con moho, como el roquefort, azul, brie y camembert, por lo que si aparecen con el hongo, se debe arrojar a la basura porque pueden resultar muy peligrosos. 

¿Cuál es el alimento que usted bota con mayor frecuencia porque se le llena de moho?