El periodista que traga lombrices

El corresponsal ingirió tres tenias para comprobar cómo afectan estos parásitos el cuerpo. No es su primera hazaña.

Ya se había pegado una sanguijuela en el brazo para documentar cómo le chupaba la sangre, tomado suero de la verdad (tiopental sódico) intentando comprobar si el método de tortura de los años 60 reducía su capacidad de mentir, tratado de infectarse con piojos y probado hongos para describir los efectos de la psilocibina.

A Michael Mosley, periodista científico de la BBC en Inglaterra, parece que no lo atemoriza la idea de contar historias mientras es el protagonista de un experimento científico.

Ahora decidió viajar hasta un laboratorio africano, en Kenia, para tragarse tres quistes de lombrices solitarias (tenias), procedentes de una vaca infectada, y así verificar qué es lo que le ocurre al cuerpo cuando es víctima de una infección intestinal.

Mosley regresó al Reino Unido con las tenias en el estómago y un par de días después engulló una cámara de video del tamaño de una pastilla con la que espió a los parásitos a través de las imágenes transmitidas a la pantalla de un iPad.

“Cuando la vi por primera vez estaba cenando en un restaurante indio y grité: ‘¡Dios mío! ¡Hay una lombriz dentro de mí!’. Toda la gente que me rodeaba se quedó estupefacta”, dijo el presentador de la BBC, quien en las próximas semanas presentará su documental ¡Infectado! Vivir con parásitos.

Según describió BBC en su portal, la solitaria de carne de res (Taenia saginata) que ingirió el reportero, es transmitida de los animales a los seres a través del producto cárnico infectado. Puede llegar a crecer en el intestino hasta diez metros, se reproduce pasando los huevos en las heces y logra vivir hasta 20 años dentro de un intestino.

Estas lombrices suelen pasar inadvertidas en el estómago y en el caso de Mosley se comprobó que su organismo no sufrió grandes efectos, sólo aumentó un kilo de peso.

“Pudo haber sido que el parásito aumentó mi apetito. Comí mucho chocolate”, explica. “Así que cualquiera que esté pensando en meterse parásitos para bajar de peso, debe pensarlo dos veces”, dijo Mosley a su cadena de noticias.

En esta oportunidad Mosley también sirvió de conejillo de Indias para un proyecto de investigación de la Universidad de Salford (Manchester), que recibirá las muestras de los parásitos expulsados a través de sus heces.

El reportero, que además es doctor en medicina, es reconocido en el Reino Unido por haber conducido diferentes programas de televisión enfocados en la biología y el funcionamiento del cuerpo humano.