El popular Bikram yoga no genera los beneficios que promete

Tras analizar varios indicadores médicos de personas que practicaban esa rutina de ejercicios, hecha a una temperatura cercana a los 40°C, un equipo de científicos concluyó que esa técnica no es más útil que el yoga clásico.

maxpixel

El Bikram yoga es una modalidad de yoga que desde la década del setenta empezó a tener una inmensa popularidad. Creada por el polémico hindú Bikram Choudhury, acusado por acoso sexual, esta técnica, en la que se realizan 26 posturas a una temperatura un poco mayor a los 40°C, se ha puesto en práctica en muchos países y cada vez más hay más escuelas que la ofrecen. Sin embargo, sus supuestos beneficios para la salud no parecen ser tan ciertos como lo anuncian los lugares que la ofrecen.

La doctora Stacy Hunter hace parte del Departamento de salud y rendimiento humano de la Universidad de Texas, en Estados Unidos. Hace poco, en compañía de varios colegas, publicó en la revista Experimental Physiology un artículo en el que analiza si realmente esta práctica tiene beneficios vasculares. Su conclusión es simple: la elevada temperatura en la que se realiza la popular rutina de ejercicios en nada ayuda a mejorar el rendimiento cardiovascular de las personas, como lo quieren hacer quienes la promueven.

“Las posturas y los ejercicios de respiración son suficientes, en ausencia de ese ambiente caluroso, para obtener algunos beneficios que podrían reducir el riesgo de enfermedad cardíaca", le dijo Hunter al diario inglés The Guardian.

Lo que hicieron estos expertos fue evaluar en detalle a 19 pacientes que solían hacer esta rutina a 40°C con otros dos grupos: uno de 14 personas que hacía los mismos ejercicios pero a una temperatura ambiente y otro de 19 personas que no hacía ninguno de los dos. Hunter y su equipo analizaron, durante doce semanas, sus niveles de colesterol, su presión arterial y su flujo sanguíneo.

Los resultados mostraron que, a diferencia del grupo que no puso en práctica ningún ejercicio, los pacientes que habían practicado yoga lograron una leve mejoría. Sin embargo, no observaron efectos significativos entre los que practicaban yoga convencional y Bikram yoga. Apenas identificaron una pequeña caída en la grasa corporal, pero no muy notable.

Y aunque es cierto que las evidencias que demuestran los beneficios del yoga no son muy contundentes, como se lo recalcaba a The Guardian, Paulus Kirchhof, profesor de medicina cardiovascular en la Universidad de Birmingham, también es cierto que el estudio de Hunter puede tener algunas limitaciones como el tamaño de la muestra.

“Es un estudio interesante pero se requieren más investigaciones para confirmar los hallazgos”, advirtió al diario inglés Julie Ward, de la British Heart Foundation. 

 

últimas noticias