El trasplante de testículo de un hermano a su gemelo

La rara cirugía no se realizaba desde hace 40 años y fue ejecutada por un equipo internacional de médicos. Es tan solo el tercer trasplante de este tipo conocido, pero podría ser utilizado en soldados heridos, víctimas accidentadas, pacientes con cáncer e incluso en pacientes con resignación de sexo.

Foto de referencia. Pixabay

Dos hermanos gemelos de Belgrado (Servia) participaron a sus 36 años del tercer trasplante de testículos conocido en el mundo. Una cirugía poco común que duró alrededor de seis horas y fue llevada a cabo por un equipo internacional de cirujanos. (Puede leer: La donación de órganos y tejidos en Bogotá tiene un déficit del 91,5%)

El objetivo del procedimiento era que el gemelo receptor, quien nació sin el órgano, tuviera niveles de testosterona, la hormona masculina, más estables que los que hasta ahora lograba tener gracias unas inyecciones. También, que sus genitales lucieran más naturales y que pudiera procrear.

Uno de los cirujanos que formó parte del equipo internacional fue urólogo Dicken Ko, profesor del Tufts University School of Medicine en Boston, que voló hasta Belgrado para participar del procedimiento. Dickens fue también uno de los cirujanos que participó en el primer trasplante de pene en Estados Unidos, en 2016.

El tercer trasplante de testículo conocido en el mundo

La ausencia de testículos es una condición extremadamente rara, por eso, la cirugía de trasplantes también es poco común. Estos gemelos son hasta ahora el tercer caso documentado de un trasplante de este tipo. Los dos primeros casos fueron llevados a cabo hace 40 años en St. Luis (EE.UU.) también en gemelos idénticos en los que uno de los hermanos había nacido sin testículos. (Le puede interesar: EE. UU. realiza el primer trasplante renal de un donante vivo con VIH)

La cirugía, que fue realizada en la Clínica universitaria para niños en Tirsova, se realizó de manera simultánea entre ambos hermanos, quienes se encontraban en salas contiguas. Fue un procedimiento desafiante, pues requería unir dos arterias y dos venas que tenían menos de 2 milímetros de ancho.

“Una vez remueves el testículo del donante, el reloj empieza a correr muy rápido. Entre dos y cuatro horas después ya debes tenerlo nuevamente reconectado y funcionando”, asegura el experto en microcirugía de la Universidad de Harvard, Branko Bojovic, quien también participó de la cirugía, al New York Times. 

El mismo viernes el hermano receptor ya tenía normalizados los niveles de testosterona y los dos gemelos se encontraban estables. Sin embargo, el equipo médico no logró conectar los vasos deferentes (que conducen el esperma fuera de los testículos) en el hermano receptor, por lo que, por ahora, el gemelo no podrá concebir hijos de la manera tradicional. Aunque es posible otra cirugía de conexión. (Ver más: Por primera vez, transportan un órgano humano en un dron para trasplantarlo)

Por su parte, el gemelo donante, que ya había tenido hijos, igual mantiene su fertilidad pese a perder uno de sus testículos.

Otros posibles usos de este trasplante

Miroslav Djordjevic, especialista en urología reconstructiva y en cirugías de reasignación de sexo fue el encargado de dirigir el equipo en Belgrado. Aseguró que los gemelos lo habían contactado después de que realizara un trasplante exitoso de útero entre hermanas gemelas.

Después del transplante de pene en 2016, del que también formó parte, el cirujano y su equipo han recibido varias solicitudes de personas que están pasando por procesos de reasignación de sexo para recibir trasplantes de los órganos sexuales en lugar de las cirugías tradicionales. Sin embargo, este procedimiento con un órgano de cualquier donante que no fuera un gemelo idéntico requeriría de medicamentos inmunosupresoras para evitar y prevenir reacciones alérgicas. Medicamentos que también tienen unos efectos secundarios y que han planteado el debate entre expertos de los riesgos y problemas éticos que podrían tener esos trasplantes.

No obstante, también hay quienes se realizan procedimientos de reasignación de sexo al hacer su transición hombre a mujer, en el que el pene y los testículos son removidos quirúrgicamente. Pero estos órganos, en lugar de ser utilizados en trasplantes son descartados. Para el Dr. Djordjevic, “hay que dejar de botr órganos saludables a la basura”, por lo que ha desarrollado un plan quirúrgico para trasplantar penes en cuerpos que anatómicamente son de mujer.

Aunque espera poder realizar esa cirugía en el próximo año, asegura que no lo hará como parte de cirugías transgénero, porque hacerlo podría abrir la puerta a la posibilidad de que, quien reciba el órgano, tenga hijos que son producidos por el esperma del donante, una idea que abre de inmediato todas las puertas del debate ético médico. ¿De quién sería el hijo? Por ahora, el debate está sobre la mesa.

895185

2019-12-10T13:33:19-05:00

article

2019-12-10T13:37:53-05:00

dquinterod_262359

none

- Redacción salud

Salud

El trasplante de testículo de un hermano a su gemelo

54

5489

5543