El triclosán, presente en más de 2.000 productos, vuelve a ser cuestionado

La sustancia antimicrobiana que se añade a talcos, geles y otros productos de aseo se asoció a inflamación del colon y cáncer en ratones.

El triclosán, presente en más de 2000 productos, vuelve a ser cuestionado
Más de 2000 productos de aseo cuentan entre sus ingredientes el triclosán.

Un grupo de científicos norteamericanos y chinos han descubierto que el triclosán, un aditivo antimicrobiano que puede encontrarse en miles de productos de consumo, provoca inflamación en el colon y agrava el cáncer de colon en ratones.

No es la primera vez que se cuestionan los riesgos de este producto. De hecho el año pasado la Food and Drug Administration, agencia de Estados Unidos que regula los productos farmacéuticos, estableció un año de plazo para que las empresas lo retiren de sus productos ante el riesgo de generar resistencia bacteriana, así como la posibilidad de que genere alteraciones en la glándula tiroides o el sistema reproductivo.

El triclosán puede hallarse en más de 2000 productos de consumo que van desde crema de dientes hasta cosméticos y juguetes, y su uso está tan extendido que practicamente todas las personas han estado expuestos en algún momento de sus vidas.

“Las investigaciones sugieren que el triclosán puede tener efectos tóxicos en altas dosis, pero aún no están claros los efectos sobre la salud debidos a concentraciones más bajas a las que una persona podría estar expuesta”, expresaron en un comunicado los científicos de la Universidad de Massachusetts, U. de Harvard, la U. Xi’an Jiaotong, la U. de Wisconsin entre otras instituciones.

Durante la investigación, los científicos alimentaron a ratones con alimento que contenía diversas concentraciones de triclosán durante tres semanas. Al final de la prueba descubrieron que los ratones que recibieron una concentración del ingrediente como la que se ha encontrado en muestras de sangre humana mostraron más inflamación generalizada y del colon en comparación con los del grupo de control.

Pero eso no fue todo. El experimento también los condujo a concluir que la exposición al triclosán aumentó la gravedad de la inflamación del colon en modelos de ratón con enfermedad inflamatoria intestinal, un efecto que persistió incluso cuando se administraron bajas dosis de la sustancia.

“El tratamiento con triclosán también aumentó el tamaño de tumores y redujo la tasa de supervivencia en otro grupo de roedores con cáncer de colon”, anotaron en el comunicado. Al analizar los resultados del trabajo dedujeron que el triclosán redujo la diversidad de bacterias comensales en los intestinos de los ratones, y aquellos libres de gérmenes estuvieron protegidos contra los efectos dañinos, lo cual sugiere que las acciones del triclosán que estimulan la respuesta inflamatoria podrían ser provocadas por la alteración del microbioma intestinal.

Los autores resaltan que se deberían realizar más estudios en los que se evalúe el impacto del triclosán en la salud intestinal humana y se determine si las personas con enfermedad inflamatoria intestinal o cáncer de colon podrían ser más vulnerables a los efectos adversos del químico.

En Colombia, muchos de los productos de aseo que se comercializan en supermercados incluyen el triclosán entre sus ingredientes. En marcas como Rexona, Bacterión, Capibella, Mexsana y Yodora el polémico triclosán está presente. El año pasado, tras la alerta de la Food and Drug Administration, el Invima anunció que realizaría una consulta a los países miembros de la Comunidad Andina  para tomar una decisión conjunta.

En junio del año pasado, a la polémica se sumó un grupo de 200 científicos y médicos norteamericanos, quienes firmaron un documento que titularon la La Declaración de Florencia, en la que advirtieron sobre sobre el peligro del triclosán y triclocarbán.