En Colombia, las ciudades con mayor índice de competitividad tienen menor tasa de mortalidad por COVID

Noticias destacadas de Salud

Una investigación analizó la relación entre el Índice de Competitividad de las Ciudades (ICC) y la tasa de mortalidad por COVID-19 en las ciudades capitales del país durante los primeros siete meses de la epidemia por coronavirus. Para esta edición, estudiaron 25 ciudades y siete áreas metropolitanas.

Un reciente estudio decidió evaluar en Colombia cómo estaba relacionado el Índice de Competitividad de las Ciudades (ICC) y la tasa de mortalidad por coronavirus en las principales ciudades del país, con el objetivo de poder elaborar mejores estrategias para combatir la propagación del virus SARS-CoV-2, que produce la enfermedad COVID-19, sin afectar tanto la economía. (Lea: Las regiones en Colombia que están entrando al pico de coronavirus)

El ICC fue desarrollado por el Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario con el propósito de establecer un indicador de la situación competitiva de las principales ciudades y áreas metropolitanas del país. Para la edición de 2020, los investigadores analizaron 25 ciudades y siete áreas metropolitanas.

El estudio analizó el ICC-2020 de las ciudades y la tasa de mortalidad por COVID-19 durante los primeros siete meses de la epidemia en Colombia. Los resultados apuntaron a que existe una correlación negativa entre el ICC-2020 y la tasa de mortalidad acumulada por COVID-19 en las ciudades.

Por cada aumento de una unidad en el puntaje del ICC-2020 la tasa de mortalidad acumulada por COVID-19 se reduce en promedio en 52%. Es decir, las ciudades con mayor índice de competitividad tienen menor tasa de mortalidad por COVID-19.

“Este efecto resulta luego de controlar por el efecto del porcentaje de población mayor 65 y más años, el porcentaje de población urbana, la densidad poblacional, el índice de pobreza multidimensional, la razón de UCI por 100.000 hab, y las prevalencias de hipertensión arterial, diabetes y enfermedad renal crónica”, señala el estudio. (Puede leer: Hasta 100 mil llamadas diarias para rastrear casos de Covid-19 en Colombia)

Factores como la adopción de tecnologías información y comunicación; la eficiencia del mercado de bienes; la calidad de la salud; el sistema financiero; y el tamaño del mercado influyeron en la tasa de mortalidad de manera significativa.

En el estudio participaron Laura A. Rodriguez Villamizar, médica epidemióloga; Gloria Marena Ramos Cañas, economista de la Universidad Industrial de Santander (UIS); Hernán Clavijo Granados, administrador de empresas; y Claudia P. Navas Cáceres, economista de la Cámara Colombiana de la Construcción, CAMACOL-Santander. (Le puede interesar: El estudio más grande sobre COVID-19 en India tiene lecciones para países como Colombia)

La pandemia por el virus SARS-CoV-2 provocó una situación de emergencia sanitaria, económica y social en todo el mundo. Y, aunque las primeras estrategias que se emplearon para detener la propagación de virus estaban enfocadas en restricciones de la movilidad y cierres temporales de las ciudades, estas medidas no resultaron del todo efectivas para la economía.

A este efecto provocado se le conoce como sindemia. Los datos están demostrando que en muchos lugares del mundo las vidas que se han perdido corresponden en gran medida a una interacción entre el síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2) y una serie de enfermedades no transmisibles (ENT) en medio de contextos de disparidad social y económica que exacerban los efectos adversos de cada enfermedad. (Puede leer: Covid-19, no le digamos pandemia sino sindemia)

Comparte en redes: