Encuentran plástico en estómagos de peces de Buenaventura

Noticias destacadas de Salud

Al analizar la alimentación de la familia de peces Achiridae –conocidos como lenguados– se detectó la presencia de residuos plásticos en sus sistemas digestivos.

Aunque entre los tipos de plástico encontrados están los fragmentos y las fibras, estas últimas fueron las más abundantes, con características plásticas sintéticas, alargadas e incoloras.

En la investigación desarrollada por Daniella Tafurt, ingeniera ambiental de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), se escogieron los lenguados de la familia Achiridae porque es una especie de importancia ecológica para el Pacifico colombiano, especialmente en Buenaventura, zona portuaria que ha visto crecer la industria y la contaminación en sus playas.

El muestreo se realizó en dos sectores de la bahía: una en la parte interna, con mayor influencia del casco urbano, el puerto y la descarga de ríos, y otra en la parte externa, con mayor influencia marina durante las épocas seca y de lluvias, para representar las variaciones climáticas del ecosistema.

“Esperamos que este sea un aporte para que se sigan tomando medidas de control del consumo de plásticos de un solo uso y se fortalezcan iniciativas de reutilización y reciclaje de residuos plásticos en la región”, explica la ingeniera Tafurt.

Por ser una especie bentónica, la familia de peces marinos Achiridae es residente permanente del estuario y participa en el intercambio de nutrientes entre el fondo marino y la columna de agua. Se denominan bentónicos por que sobreviven en una relación cercana con el fondo del cuerpo de agua y el sustrato, bien sea para adherirse a él, para perforar, cavar o caminar en la superficie del fondo.

En Buenaventura se determinó que las tres especies del género Achirus estudiadas basaron su alimentación en peces, crustáceos y detritos, con algunas preferencias de presas para cada especie, así: A. scutum se alimenta especialmente de detritos, A. mazatlanus de detritos y peces, y A. klunzingeri de crustáceos y peces.

Por otro lado, se evidenció que los individuos de un amplio rango de tallas de A. mazatlanus y A. klunzingeri ingirieron microplásticos, los cuales estuvieron presentes en los peces capturados en todas las zonas y épocas del muestreo.

A estudio de laboratorio

Las muestras se colectaron con la ayuda de pescadores artesanales, mediante las prácticas tradicionales que ellos usualmente utilizan para obtener su sustento; después se identificó la especie de los peces colectados y se llevaron al laboratorio.

Se contaron, pesaron, midieron y se les extrajo el estómago, después de lo cual se analizaron los contenidos estomacales identificando, separando, contando y pesando los elementos alimentarios encontrados.

“Los datos obtenidos se usaron para calcular diferentes índices tróficos y para determinar la dieta de A. klunzingeri; cabe destacar que los microplásticos encontrados se clasificaron por tipos”, explica la investigadora Tafurt.

La hipótesis central y acertada fue que los hábitos tróficos estaban influenciados por las variaciones ambientales, que en la bahía de Buenaventura pueden ser inducidas por el ser humano, por albergar una población de más de 300.000 habitantes, ser el puerto más importante de Colombia y tener una influencia importante del turismo.

Aunque este es un problema de contaminación que ataca todas las costas de Colombia, hasta ahora se está empezando a investigar y queda mucho por hacer en este sentido.

Por eso el Grupo de Investigación en Ecología y Contaminación Acuática, que apoyó el estudio de la ingeniera Tafurt, está trabajando en evaluar la contaminación por plásticos en otras especies de peces, en sedimentos, en aguas superficiales y en playas, con el fin de tener información completa de esta problemática. El estudio fue dirigido por los profesores Guillermo Duque y Andrés Molina, de la Facultad de Ingeniería y Administración de la UNAL Sede Palmira.

De acuerdo con este mismo grupo de investigación, las playas de Buenaventura son las más contaminadas con plástico en el país. Según el anuncio, hecho en octubre de 2019, los macroplásticos que más presencia tienen en las playas de Buenaventura, superando los estándares de otras playas del mundo, son: icopor (poliestireno), fragmentos plásticos y tapas plásticas, agentes contaminantes que repercuten en las dinámicas propias de los ecosistemas.

Comparte en redes: