Ensayan proteína para bloquear genes que producen cáncer

Se trata de una investigación desarrollada por el Grupo de Fisiología Celular y Molecular de la Universidad Nacional.

123rf

Una innovadora investigación adelanta el Grupo de Fisiología Celular y Molecular de la Universidad Nacional en el que ha puesto en marcha una estrategia que consiste en analizar el mecanismo de transformación de la proteína Tip, para llevar secuencias que puedan bloquear los oncogenes Ras, encargados del crecimiento del cáncer.

Así lo explicó el profesor de la Facultad de Medicina de la U.N. Jean Paul Vernot, quien precisó que muchas de las mutaciones de cáncer ocurren sobre oncogenes, lo que en el argot biomédico se conoce como mutaciones “conductoras”, porque son las responsables del crecimiento maligno.

Al comentar en qué van las investigaciones del Grupo de Fisiología Celular y Molecular que él dirige, el académico empezó por señalar que en las membranas de las células existe una especie de plataforma de señalización que se conoce como balsas lipídicas, donde se localizan diversas moléculas que procesan “la información” del medio o de otras células para crecer o no.

Algunos de los oncogenes Ras (genes que producen cáncer) se encuentran en esas balsas. Precisamente, el Ras es responsable del 20 % de los cánceres sólidos, es decir, aquellos que no son de la sangre. “Es un oncogen ‘conductor’ que se localiza en las balsas, altera algunas moléculas y ocasiona la división celular sin control”, sostiene.

Actualmente, se hacen muchos esfuerzos para desarrollar compuestos que inhiban este oncogen. Uno de ellos es la inhibición de la enzima Farnesiltransferasa, que realiza una modificación química a Ras para que se localice en las balsas lipidícas, según lo afirma el profesor Vernot. No obstante, estos compuestos se han ensayado en las clínicas con resultados poco satisfactorios.

Hay otras estrategias que se están probando para ver cómo se modifica el Ras. El grupo de la U.N. investiga la utilización de ciertas regiones de una proteína transformante (Tip) del virus Herpesvirus saimiri, que infecta sin producir enfermedad a los monos ardilla.

Sin embargo, cuando el virus infecta a los humanos o a otras especies de primates produce linfomas fulminantes. La proteína Tip se localiza en las bases lipídicas, donde activa enzimas que inducen la transformación maligna.

“Hemos desarrollado una prueba de concepto de que es posible, mediante la utilización de regiones definidas y cortas de Tip, activar o inhibir una enzima presente en las balsas lipídicas de las membranas de linfocitos T normales. Recientemente se demostró que esta molécula es responsable del crecimiento celular en algunos tipos de leucemia”, expresa el investigador.

Él agrega que, por ahora, se han seleccionado las secuencias de aminoácidos de Ras importantes para su función y se han designado las líneas celulares para probar estos péptidos.

Reconoce que aún falta mucho trabajo y que, además del problema académico, que de por sí es muy complejo, hay que lidiar con administraciones que no entienden la importancia de lo que se intenta hacer”.

Temas relacionados