"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 11 mins

Epidemia de dengue: van 110.036 casos

En los años 90 se presentaban cada año 30.000 reportes en promedio. Durante la última década ese índice se elevó a 50.000. Valle, Santander, Norte de Santander, Meta y Tolima enfrentan la peor parte.

Personas con síntomas de dengue permanecen en observación en un hospital de Paraguay, país que por estos días atraviesa la peor epidemia de este virus en su historia. / EFE

La última gran epidemia de dengue que enfrentó Colombia ocurrió hace apenas tres años. En 2010 el número de personas que se infectó con el virus transmitido por el mosquito Aedes aegypti, fue de 157.000 casos. En lo que va corrido de este año, los eventos reportados por el Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública ya suman 110.036, colocando al país dentro de la categoría de epidemia.

“Hace cuatro meses —relata el viceministro de Salud, Fernando Ruiz—, se comenzó a detectar el súbito incremento en el país”. Tras un análisis de la situación, se estableció que más de la mitad estaban concentrados en 56 municipios. La mayoría de ellos en departamentos como Valle del Cauca, Santander, Norte de Santander, Meta y Tolima.

“Uno de los problemas que hemos tenido es que se entregaron más de $46.000 millones para comprar insecticida, pero a principios de este año teníamos problemas de ejecución en los municipios”, explica Ruiz y resalta que en los últimos meses han focalizado el trabajo de prevención y fortalecido la atención en las regiones más afectadas. Además recuerda que se trata de una enfermedad en la que confluyen muchos factores y que no se puede olvidar el contexto regional, pues se trata de un brote epidémico que afecta al continente, especialmente Brasil, Paraguay, Costa Rica y Nicaragua.

Para el profesor de la Universidad Industrial de Santander y coordinador de la Red de Cooperación para Investigación en Dengue Aedes, Luis Villar, estamos ante una situación que genera preocupación. En los años 90, comenta el investigador, se presentaban cada año 30.000 casos en promedio. Durante la última década ese promedio se elevó a 50.000. Ahora, dice, “los picos epidémicos son cada vez más frecuentes”. Coincide con el viceministro en que las causas son múltiples, pero apunta el dedo a dos: el crecimiento urbano desordenado y la falta de acueducto en muchas poblaciones. Asimismo, los cambios en los patrones climáticos están jugando a favor del dengue.

De los 1.120 municipios del país, alrededor de 800 tienen un sistema de acueducto que representa algún riesgo para la salud. Y se considera que 317 de estas zonas tienen casos críticos. Al almacenar agua para las necesidades básicas del hogar se crean las condiciones perfectas para que el mosquito se reproduzca y se siga expandiendo.

Según un estudio realizado por el hoy director del Instituto Nacional de Salud, Fernando de la Hoz, en un año no epidémico Colombia gasta entre US$52 millones y US$60 millones en actividades de atención y prevención, dinero que alcanzaría para construir unos 12 acueductos como el que aún no ha logrado entrar en funcionamiento en Aracataca (Magdalena) y que contribuirían a reducir el riesgo de esta y muchas otras enfermedades.

Diana Rojas, médica epidemióloga experta en enfermedades tropicales, plantea que “en otros países las epidemias inician y a las seis semanas ya se empieza a ver la disminución de los casos. En Colombia se prolongan por varios meses”. Y vaticina: “en 2010 tuvimos también epidemia con más de 150.000 casos, 9.800 casos graves y 220 muertos. Parece que no se aprendió la lección. Si la situación de fondo sigue sin cambios, en 2016 vamos a volver a tener nuevamente una pandemia igual o peor a la de estos últimos años”.

[email protected]