Epidemia del ébola contribuyó a expansión del paludismo en Guinea

Según un estudio publicado en la revista The Lancet, el paludismo habría causado 11.000 muertes más en Guinea, Sierra Leona y Liberia.

AFP

La epidemia de ébola en Guinea coadyuvó a un aumento exponencial de casos de paludismo que no han sido tratados y que podrían haber provocado un número mucho mayor de muertos que los del letal virus del ébola, según un estudio publicado el miércoles.

El estudio publicado en la revista The Lancet Infectious Diseases señala que los centros de salud guineanos recibieron 74.000 casos de paludismo menos en 2014 que en años anteriores, lo que ha contribuido a un aumento sensible de la tasa de mortalidad del paludismo en el país.

Aunque no se ofrecen cifras, el doctor Mateusz Plucinski de los Centros de Control y de Prenvención de Enfermedades (CDC) de Atlanta, que ha coordinado el estudio, dijo a la AFP que las muertes adicionales son "al parecer mucho más importantes que las provocadas por el virus del Ébola".

Este virus es causante de una epidemia que ha dejado más de 11.000 muertos desde el año pasado en África occidental, de ellos, más de 2.400 en Guinea.

La epidemia afectó al personal sanitario, obligando al cierre de algunos centros, pero los enfermos, por miedo al contagio, evitaron otros que permanecieron abiertos.

"El paludismo es una de las principales causas de fiebre y de consulta en Guinea pero nuestros datos sugieren que la gente con fiebre evitó los centros sanitarios por temor a contraer el virus o que fueran enviados a centros de tratamiento del ébola", dice Plucinski.

En los distritos guineanos afectados por la epidemia del Ébola, los efectivos sanitarios se redujeron en un cuarto el año pasado y en la mitad el personal que se ocupa del paludismo.

El número de pacientes con tratamiento antipalúdico oral bajó 24% (-30% en el caso de los tratamientos inyectables) durante la epidemia del Ébola en 2014, en comparación con 2013.

Las caídas más importantes se registraron en el tercer brote de la epidemia que se inició en agosto de 2014, con un número total de consultas por paludismo inferior al 42% del nivel que había antes de la epidemia.

Según el doctor Plucinski, el mismo fenómeno se habría producido en Sierra Leona y en Liberia.

Según otro estudio publicado en abril pasado en la revista The Lancet, el paludismo habría causado 11.000 muertes más en los tres países. Otros 3.900 muertes fueron atribuidas a la rotura de suministro de mosquiteros en estos países.