EPS Sanitas apoyaría tratamiento experimental de Camila Abuabara

Esta semana se sabrá si el Hospital de Filadelfia (EE.UU.) incluye a la joven colombiana en la lista de pacientes con leucemia que participan de un estudio científico.

Camila Abuabara fue diagnosticada con leucemia en 2010. / Pedro Fabián Rojas

Durante el último año, Camila Abuabara ha encontrado en las redes sociales un altavoz para contarles a más de 5.000 seguidores lo difícil que es padecer leucemia.

Hace siete meses, la joven de 24 años colgó un video en Youtube en el que le pedía a la Universidad Externado (en Bogotá) que le permitiera seguir estudiando derecho a distancia mientras se sometía a quimioterapias en Bucaramanga. Ahora ha denunciado que debido a la “negligencia” de la EPS Sanitas no fue posible hacerle un trasplante de médula ósea cuando su cuerpo aún podía resistirlo.

La EPS ha defendido que desde que la joven fue diagnosticada con leucemia linfoide aguda, en 2010, Sanitas ha autorizado todos los tratamientos requeridos. En cuanto al trasplante que menciona, aclaran que también fue aprobado, a pesar de que era un procedimiento de altísimo riesgo, pero que no pudo llevarse a cabo por la gravedad del estado de salud de Camila. “Desde el primer brote de la enfermedad Camila ha recibido la atención oportuna de la EPS, no hemos escatimado esfuerzos en ayudarla desde la aparición de los primeros síntomas, en las recaídas y los trasplantes, pero esta es una enfermedad con muy mal pronóstico y las posibilidades de tratarla en Colombia se agotaron”, aclara la presidenta de la EPS Sanitas, Carolina Buendía.

Con este diagnóstico Camila buscó por su cuenta, en internet, qué otra esperanza de vida le quedaba fuera de Colombia. Así llegó al Hospital de Pennsylvania, en Filadelfia (EE.UU.), que tiene en marcha un tratamiento experimental con algunos avances en la cura de pacientes con leucemia.

“Aunque la EPS no esté obligada a hacerlo, decidimos apoyar a Camila en caso de que sea apta para someterse a este. Ya enviamos sus formularios como candidata. Como no se conoce bien en qué consiste esa opción experimental, su médico tratante solicitó dos conceptos de médicos internacionales de EE.UU. y España frente a esta alternativa. También estamos a la espera de sus respuestas”, dice la presidenta de la EPS quien aclara que los tratamientos experimentales en el exterior no se pueden cubrir con los recursos que el Estado le entrega a cada EPS por atender a sus pacientes (UPC).

¿Pero qué se conoce del tratamiento al que sería sometida la colombiana? Por ahora, no se conocen muchas publicaciones científicas sobre la investigación que adelanta el Hospital de Filadelfia. “Ella entraría a hacer parte de esta investigación, que sabemos que se encuentra en fase 3, lo que indica que se han tenido resultados positivos en otros pacientes pero que aún el tratamiento no ha sido aceptado por la comunidad científica”, dice Juan Pablo Rueda, gerente de Salud de la EPS.

Además, Rueda explica que hasta ahora lo que los funcionarios de la EPS conocen sobre el tratamiento son generalidades, “Entendemos que si Camila entra a hacer parte de este experimento, se tomarían unos linfocitos (células de defensa) de su cuerpo que serían sometidos a un tratamiento especial, en un laboratorio, que los haría capaces de combatir las células cancerígenas; estos linfocitos volverían al cuerpo de Camila con el fin de erradicar el cáncer”.

El viernes de la semana pasada la EPS envió la solicitud al Hospital de Filadelfia para que consideren a Camila como candidata. Se espera que esta semana los investigadores estadounidenses respondan si el perfil de la paciente es apto para comenzar con el tratamiento.

Temas relacionados