Estados Unidos, flexible frente al aborto con medicamentos

Un nuevo protocolo médico, aprobado por la FDA, facilita el acceso a este tipo de medicinas. Menores visitas al médico y una reducción en la dosis, son algunos de los beneficios.

En Colombia, el ex fiscal, Eduardo Montealegre, propuso ampliar el marco para abortar, más allá de las tres condiciones legales para hacerlo. / Archivo El Espectador

La agencia que regula los medicamentos en Estados Unidos (FDA) ha rebajado los requisitos para tomar un medicamento que induce el aborto, según informe el diario The New York Times. La medida, considerada como una victoria para los defensores al derecho al aborto, permite que las mujeres puedan acceder al medicamento con mayor facilidad y con menos visitas al médico.

En Estados Unidos existen dos vías para interrumpir el embarazo: el tratamiento médico o la intervención instrumental. En el primero se utilizan dos fármacos, el Misoprostol y la pastilla Ru 486 (Mifepristona), ambos con diferentes dosis y vías de administración. El segundo es una aspiración intrauterina con bomba de vacío bajo anestesia local o general.

"Este es un cambio importante tanto para cerrar la brecha entre la ciencia y la regulación legal y en el que las mujeres puedan ejercer su derecho constitucional a la interrupción del embarazo", dijo Suzanne B. Goldberg , profesora de derecho en la Universidad de Columbia, especializada en derecho sexualidad y el género .

Esta decisión fue una victoria inequívoca para los defensores del derecho al aborto que habían estado luchando leyes en Texas , Dakota del Norte y Ohio , entre otros estados , que requieren que los médicos prescriban la píldora para luego seguir las instrucciones de la F.D.A., que antes eran más estrictos.

El cambio trae las instrucciones para tomar el fármaco, mifepristona, en línea con lo que se ha convertido una práctica médica estándar en la mayoría de los estados: la reducción de la dosis a 200 miligramos de 600 miligramos, que según La mayoría de las sociedades médicas era una dosis demasiado alta. Con esto, se disminuye el número de visitas que una mujer debe hacer a un médico de dos a tres, y además, extiende el período en que ella puede tomar la píldora a 10 semanas de embarazo.

Según el director médico de la Federación de Planificación Familiar de EEUU, McDonald-Mosley, el aborto con medicamentos es un método cada vez más frecuente en el país, y casi la mitad de las mujeres que acuden a las clínicas de Planificación Familiar eligen este método.
 

Temas relacionados
últimas noticias