"Estamos en el ojo del huracán, somos la parte más débil"

Guillermo Grosso explica que el informe que enviaron a la Superintendencia de Salud, en el que aparecía el contrato con el fiscal general, Eduardo Montealegre, fue un error corregido en un informe posterior.

Guillermo Grosso, interventor de Saludcoop. / Gustavo Torrijos - El Espectador

Entre el enfrentamiento que hoy vive el país, que involucra a la contralora general, Sandra Morelli, y al fiscal general, Eduardo Montealegre, se encuentra la empresa prestadora de salud más grande del país: Saludcoop. El Espectador habló con su interventor, Guillermo Grosso, sobre qué consecuencias tiene para la entidad dicha pelea, además de buscar respuestas sobre el famoso papel que certificaba que el fiscal Montealegre tenía contratos vigentes con la entidad y que terminó siendo un error.

¿En qué afecta la pelea entre el fiscal y la contralora a Saludcoop, sus afiliados y trabajadores?
Principalmente en el tema reputacional, además de causa ansiedad en los usuarios y los prestadores. Cada noticia que aparece de Saludcoop genera mucha ansiedad en todo el mundo, por lo que indican que la institución esta muy mal. Siempre nos toca salir a calmarlos y a informarlos. Los trabajadores sienten que todo es contra la organización.

¿Hoy cuántos usuarios y funcionarios tiene Saludcoop?
Siete millones de usuarios en el país, en todas las empresas del grupo. Y Saludcoop EPS tiene 700 empleados, pero el grupo con todas las empresas pueden llegar a tener 30 mil trabajadores.

¿Saludcoop sigue funcionando como lo hacía cuando estaba el señor Palacino al frente antes de la intervención? ¿La integración vertical sigue siendo igual?
Ha cambiado, se les ha dado mayor formalismo a las relaciones. Se ha hecho una evaluación de las tarifas y de los contratos. Se ha establecido una relación contractual clara. Aquí había muchos subsidios cruzados que tergiversaban la información sobre la tarifa de los servicios prestados.

¿Las empresas que prestan esos servicios a Saludcoop también están intervenidas?
No. El grupo como tal, declarado por la Superintendencia de Industria y Comercio, son 28 empresas. En total las empresas relacionadas con Saludcoop son unas 110, muchas de ellas ya son independientes. Esas empresas hoy en día tienen una relación comercial con nosotros, pero no tenemos ningún tipo de injerencia en ellas. Cuando uno habla de integración vertical en salud, habla de aseguramiento y prestación y eso está normado, que es máximo el 30%, eso se mantiene. Lo que pasa es que aquí había una integración vertical ampliada, en la que no sólo se prestaban servicios de salud, sino también de logística, lavandería, alimentación vestidos… Eso no está reglado.

¿Es decir, que si sigue funcionando como antes, ustedes solicitan los servicios de esas empresas que generan la integración vertical ampliada?
Hay que hacer una precisión: Saludcoop tiene unos dineros de participación en cada una de esas empresas. Una de nuestras obligaciones es que Saludcoop no pierda patrimonio. Si esas empresas desaparecen o se deterioran, se pierde valor de ese patrimonio, así que lo que nosotros hemos hecho es mantenerlo. Por eso esas empresas persisten. En el momento en que podamos retirar esas inversiones, lo haremos. Pero hoy en día Geon, Healthfood y todas aquellas empresas que tienen inversión de Saludcoop no deben desaparecer, porque tenemos participación y habría un detrimento patrimonial.

La contralora acusa al fiscal Montealegre de haber recibido dineros de Saludcoop estando ya en la Fiscalía. ¿Cuándo se liquidaron esos contratos que tenía el fiscal con esta entidad?
Nosotros estamos en el ojo del huracán y somos la parte más débil. Por eso hemos sido sumamente cuidadosos con lo que decimos, porque cualquier pronunciamiento puede afectar a siete millones de personas. Involucrar al grupo y a la organización en una disputa que tiene unos ribetes muy importantes para el país, emitiendo un juicio en ese sentido, podría ocasionarnos muchos problemas.

¿Por qué sería emitir un juicio, si usted como interventor tiene que conocer las finanzas y todo lo que pase en la entidad?
Las certificaciones que hemos emitido lo hemos hecho de manera juiciosa y le hicimos un alcance a la Superintendencia de Salud sobre los contratos que estaban operando en este momento y que estaban en ejecución.

Hay un documento que presenta la Contraloría que sale de Saludcoop, en donde aparecen dos contratos del fiscal Montealegre en ejecución. Se ha dicho que esto se debe a un error humano ¿Qué fue lo que pasó?
Nosotros tenemos la obligación de informar trimestralmente a la Superintendencia de Salud sobre todos los contratos que están en ejecución. Eso es lo que dice la nota que nosotros enviamos a la Superintendencia y que ustedes han visto. El contrato del doctor Montealegre sale en el listado enviado, pero hay una inexactitud y es que esa certificación se emitió de esa manera hasta el primer trimestre de 2013. En el segundo trimestre ya sale actualizado, mostrando que ese contrato no está en ejecución sino que fue cedido en marzo de 2011.

¿Cuándo se subsanó ese error en el que aparecía el contrato del fiscal Montealegre en ejecución?
En el cambio de intervención que se dio en mayo, que fue cuando yo llegué. No fue que nos diéramos cuenta del error cuando hicimos los papeles —de eso nos dimos cuenta mucho después—, sino que volvimos a sacar los certificados de los contratos en curso y salió bien. No fue que nos diéramos cuenta y subsanáramos el error, sino que lo volvimos a hacer. Seguramente las personas que lo hacían, como desde el principio se registró así, continuaron con ese error en la información que se le enviaba a la Superintendencia.

¿Cómo funcionaban los pagos a los servicios jurídicos, todos se daban por adelantado?
Había diferentes modalidades, dependiendo del tipo de contrato. Hay unos contratos que son por comisiones de éxito, hay otros que son por informes periódicos y demás.

Entonces cuénteme cómo se han manejado los pagos al abogado que tiene los contratos que antes tenía el fiscal con ustedes.
Ese contrato no ha tenido pagos adicionales, porque entiendo que lo que está pendiente es la comisión de éxito.

¿Es decir, que ya se había ejecutado la totalidad del contrato en el momento de la sesión?
Lo que corresponde a los pagos sí. Lo que quedó pendiente es una comisión de éxito que no se ha pagado porque no se ha terminado.

La contralora ha dicho que el contrato que tenía el doctor Montealegre debía ser cedido a un abogado de su misma trayectoria. ¿Ustedes por qué aceptaron que se le cediera al abogado Camilo Vela? ¿Cuál es su trayectoria?
Eso sí lo desconozco, no sé por qué se tomó la decisión de esa manera en el momento de ceder el contrato. Y tampoco conozco el recorrido laboral del doctor Vela.

¿Quién aceptó la cesión del contrato?
En ese momento la intervención estaba a cargo del doctor Mauricio Castro.

¿Qué actuaciones ha tenido el abogado Camilo Vela con Saludcoop?
Ninguna, porque ese es un proceso viejo que está pendiente de fallo. Ya se surtieron todas las etapas que tenía que ejercer el abogado.

Dentro de esta pelea del fiscal y la contralora, ella dice que no se le había reportado la cesión de los contratos del doctor Montealegre ¿Por qué no se le había enviado esa novedad al ente de control?
No sé, y tampoco sé por qué se menciona que no se había enviado sino hasta ahora, porque la información está ahí disponible desde el momento en que se firma la cesión del contrato. No sé si es que no habían solicitado ese documento, porque nosotros no habíamos tenido que buscarlo durante el tiempo de esta intervención, nunca se nos había solicitado.

¿La contralora nunca solicitó la cesión de ese contrato?
No tengo claro qué fue lo que pidió, porque a veces los organismos de control piden algo y la información que prepara el funcionario encargado de responder a veces no va completa, no de mala fe, sino que tal vez no entiende bien los requerimientos y no envía los documentos anexos que le están solicitando. Igual la Contraloría ha estado aquí y ha solicitado documentos durante los dos años que hemos estado. Me parecería extraño que no lo hubiéramos entregado.

Le repito la pregunta: ¿a ustedes no se les pidió la cesión de ese contrato?
Específicamente no lo habían solicitado, sólo no lo pidieron en detalle hasta la semana pasada.

Es decir, ¿que la primera vez que ustedes envían la cesión del contrato es ante la petición de la semana pasada?
No lo habíamos enviado hasta ahora, porque no lo habían solicitado explícitamente.

¿Por qué si ustedes hicieron nuevamente la actualización de los datos de los contratos aún aparece el error en la página de la Superintendencia de Salud?
Porque la información no se puede mandar sino en unas fechas especificas en las que desde la Superintendencia nos abran la página para subir la información. Ya solicitamos la autorización para poder actualizarla.

¿Ahí va a salir que el contrato del fiscal Montealegre no está en ejecución?
Ahí saldrá que el contratista es otro.

¿Por qué el contrato se cedió y no se liquido?
Porque había unos procesos en curso que necesita un abogado que esté pendiente.

¿Quién le está pagando al abogado Vela?
Nadie. Él está a la espera de la comisión de éxito.

¿En la sesión de contrato cómo se estipuló que se le iba a pagar al doctor Vela?
Cuando usted cede el contrato´, lo hace con todos sus derechos. Así que él adquirió el derecho a ganarse la comisión de éxito en caso de que los procesos salgan exitosos.

¿Quién es el responsable de no haber reportado ese error que tenía la relación de contratos?
No lo hemos determinado, nosotros generamos una oficina de control interno y estamos evaluando dónde pudo ocurrir esa falla.

Me dijo usted que la Secretaría de Transparencia solicitó información. ¿Qué tipo de información?
Pidió una relación de contratos y honorarios de los abogados de la EPS.

¿Se les respondió? ¿Ellos tenían esa información?
Se les respondió indicando que como Secretaría de Transparencia no es un ente de control, sino es una comisión dentro de la Presidencia, por la ley para efectos de poder entregar información deben especificarnos cuál es la finalidad de esa información y cuál es el tratamiento que se le dará.

La semana pasado salió el fallo de la Contraloría diciendo que en Saludcoop se habían desviado 1,4 billones de pesos. ¿Cuando empezó la interventoría sospechaban eso?
La intervención se da por unos hallazgos financieros que señalan que hay unas prácticas contables que no son las más rigurosas y eso es lo que uno evidencia. No se registraban todos los ingresos y no se hacían las suficientes reservas de acuerdo con el gasto. De eso sí hay evidencia y es lo que estamos subsanando.

¿Evidenciaron ustedes al llegar que se estaba destinando dinero a actividades distintas a la prestación del servicio de salud?
Pues lo que dice la orden de intervención y la restitución de liquidez por parte de la Superintendencia es que había desviación en inversiones no autorizadas.

¿Es decir, que Contraloría y Superintendencia coinciden en sus apreciaciones?
Y también KPMG, que es una auditoría privada que se contrató por orden del Gobierno Nacional, en donde se encontró que son evidentes las irregularidades. Ese informe es lo que en su momento le llevamos a Procuraduría, Contraloría y Fiscalía. Es por ese informe que se solicita la ampliación de la primera intervención.

‘No conozco el recorrido laboral de Camilo Vega’

¿Cómo se han manejado los pagos al abogado que tiene los contratos que antes tenía el fiscal con ustedes?
El contrato no ha tenido pagos adicionales, porque está pendiente la comisión de éxito.

¿Es decir, que ya se había ejecutado la totalidad del contrato en el momento de la sesión?
Lo que corresponde a los pagos sí. Quedó pendiente una comisión de éxito que no se ha pagado porque no se ha terminado.

¿Por qué aceptaron que se le cediera al abogado Camilo Vela?
No sé por qué se tomó la decisión en el momento de ceder el contrato. Y no conozco el recorrido laboral del doctor Vela.

¿Qué actuaciones ha tenido el abogado Camilo Vela con Saludcoop?
Ninguna, porque ese es un proceso viejo que está pendiente de fallo. Ya se surtieron todas las etapas que tenía que ejercer el abogado.