Estudio relaciona el aire contaminado con depresión y suicidio

Una investigación de la University College de Londres concluyó que las tasas de depresión y el suicidio aumentan entre más exposición haya al aire contaminado.

90% de las personas viven con peligrosos niveles de aire contaminado, según la OMS. Wikimedia Commons

Los efectos en la salud física de la contaminación atmosférica por partículas son bien conocidos, pero aún no se han establecido asociaciones entre la exposición a partículas (PM) y enfermedades mentales. Por ejemplo, según la OMS, unas 264 millones de personas en el mundo viven con diagnósticos de depresión. y por otro lado, el 90% de la población respira aire contaminado por encima de los niveles máximos recomendados por la OMS. ¿Qué tiene que ver el aire tóxico con la enfermedad mental? ¿Tiene efectos, la impulsa, la disminuye?

A responder esa pregunta se volcaron los investigadores de la Universidad College de Londres (Reino Unido). La investigación, publicada en la revista Environmental Health Perspectives, seleccióno y agrupó datos de otros estudios realizados en 16 países publicados hasta 2017. Según conncluyeron, hay un fuerte vínculo entre el aire tóxico y la depresión y el suicidio, al menos a nivel estadístico. Dentro de las investigaciones citadas, hay por lo menos cinco que vinculan a contaminación del aire con una "mortalidad extremadamente alta" en personas con trastornos mentales y un riesgo cuádruple de depresión en los adolescentes.

Por un lado, hay estudios que han probado que el material particulado (PM 2.5) alcanzan desde el cerebro hasta la placenta de mujeres embarazadas. Otros estudios han concluído que la polución puede ser dañina para todos los órganos del cuerpo humano, y otras la han relacionado con la demencia. 

De acuerdo con The Guardian, en las ciudades del Reino Unido en 2017, el nivel promedio de PM2.5 fue de 13 µg / m3. Los investigadores estimaron que reducir esto al límite recomendado por la OMS de 10 µg / m3 podría reducir la depresión en los habitantes de la ciudad en aproximadamente un 2.5%.  Los datos disponibles sobre el riesgo de suicidio fueron para partículas de hasta 10 micrómetros (PM10). Los investigadores encontraron un efecto a corto plazo, con un aumento de 10 µg / m3 durante tres días aumentando el riesgo de suicidio en un 2%.

Los científicos dicen que los pequeños aumentos en el riesgo aún pueden causar daños a muchas personas porque más del 90% de la población mundial vive con contaminación del aire por encima de los niveles recomendados por la OMS. Pero hay una advertencia: este estudio prueba una relación estadística entre contaminación del aire, depresión y suicidio, pero no significa que el aire poluto sea una causa directa de la depresión o el suicidio. 

896609

2019-12-19T11:35:51-05:00

article

2019-12-19T11:36:22-05:00

hcalle_250705

none

- Redacción Vivir

Salud

Estudio relaciona el aire contaminado con depresión y suicidio

64

2927

2991