Explicación médica sobre la prohibición de las minigelatinas en cápsula

Expertos consultados por El Espectador concuerdan en que bajo ninguna circunstancia se les den estas golosinas a los niños. Es una problemática médica mundial.

A partir de este miércoles la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) prohíbe la importación, venta, fabricación e incluso la donación de las dulces conocidos como gelatinas en cápsula. De acuerdo con el ente de control, existe importante y suficiente evidencia médica que indica que el consumo de estas golosinas conlleva serios riesgos de asfixia, daños neurológicos y muerte para los niños, teniendo en cuenta su envase, contenido y forma de ingerirlas.

El consumo de este producto, que se encuentra prohibido tanto en la Unión Europea como en los Estados Unidos, ya cobró la vida de un niño colombiano y causó parálisis cerebral a otros dos.

El primer caso fue una niña de 12 meses de edad, que murió a finales del año 2014 por un paro cardiorrespiratorio. El segundo, una niña de ocho meses que presentó asfixia a causa del consumo de este producto y sufrió parálisis cerebral infantil. Y el último fue un niño de 10 meses de edad, quien presentó un episodio de broncoaspiración con la parte central de un gel saborizado de la gelatina, que lo condujo a un paro cardiorrespiratorio, lo cual le dejó secuelas neurológicas significativas.

Margarita Díaz Martínez, médica pediatra, explicó que “las gelatinas tienen un material que no se disuelve en la boca, entonces si los niños no mastican bien, la vía aérea se obstruye. El segundo caso lo vi en mi consulta externa: un niño de 10 meses al que la mamá le dio una gelatina, se atoró, hizo paro respiratorio y quedó con secuelas neurológicas también. Duró 35 días en la unidad de cuidados intensivos. A nivel mundial se han reportado casos de niños de 10 y 11 años que han muerto por consumo de esa gelatina”.

Por su parte Santiago Ucrós, neumólogo del departamento de pediatría de la Fundación Santafé de Bogotá, indicó que “los riesgos médicos para los niños al consumir este producto son muy altos, porque traen un centro semisólido que se incrusta en la tráquea de los niños produciendo paro respiratorio que conlleva a la muerte o a incapacidad neurológica con daño cerebral severo. Conocemos tres casos en la ciudad de Bogotá, una niña murió después de un mes de hospitalización y los otros lograron ser reanimados, pero quedaron con daños graves”.

Además, ambos expertos concuerdan en que bajo ninguna circunstancia se les den estas golosinas a los niños. Este tipo de accidente no son una cosa de Colombia, están reportados en la literatura médica en distintas partes del mundo.

Las gelatinas son importadas a Colombia desde China y son comercializadas en supermercados, tiendas, papelerías y otros establecimientos en todo el país. Entre las sociedades identificadas que traen este articulo al país están: Comercializadora Seúl FD Ltda., Cominco S.A.S., Administración de Recursos y Oportunidades S.A. y Comercializadora Gummycol S.A.S.

“El incumplimiento de la orden aquí establecida acarrea multas sucesivas de hasta $644.350 millones, equivalentes a 1.000 salarios mínimos vigentes, sin perjuicio de las demás que resulten procedentes”, explicó Felipe Serrano Pinilla, superintendente encargado.

En los últimos dos años, “la Superintendencia de Industria y Comercio ha prohibido la comercialización de varios productos inseguros que conllevan riesgos para la vida, salud e integridad de la población infantil. Por ejemplo, algunas máscaras de Halloween para niños; la comercialización de juguetes sin mecanismos de seguridad que restrinjan el fácil acceso a las baterías, entre otras”, agregó Serrano.

En los próximos 60 días se tomará una decisión definitiva respecto de la prohibición. Entretanto, el ente de control hace un llamado a todos los ciudadanos que tengan conocimiento de accidentes ocasionados por el consumo de las minigelatinas en cápsula, o que conozcan de establecimientos de comercio en los cuales se realice la venta de este producto, para que notifiquen estos casos en las instalaciones de la Superintendencia de Industria y Comercio, ubicadas en la carrera 13 Nº 27-00, piso 4, o escriban al correo electrónico [email protected]

[email protected]

 

 

últimas noticias

Nutrición, clave en la buena salud

Dormir poco lo lleva al aislamiento social