ExpoMedeweed, la feria que reúne a todos los interesados en los usos del cannabis

Después de cuatro días de intercambio y encuentro, este lunes finalizó la II Feria Internacional del Cannabis Medicinal con un seminario en Medellín.

Archivo

El Jardín Botánico de Medellín fue la sede de ExpoMedeweed durante los días 24, 25, 26 y 27 de noviembre. Este evento estuvo dedicado a crear espacios de comunicación y difusión de conocimientos y saberes técnicos, médicos y culturales entre los actores interesados en el cannabis, como lo son agentes de la cadena productiva del sector, aliados estratégicos, distribuidores e inversionistas interesados en el desarrollo de proyectos. 

ExpoMedeweed buscó eliminar los tabúes sobre el uso de esta planta al darle un enfoque académico, medicinal y comercial. En su segunda versión, la temática de la agenda académica, que contó con la presencia de 15 conferencistas nacionales e internacionales, estuvo alrededor del cannabis para uso medicinal. Lea más: Listas las primeras licencias para cultivar cannabis psicoactivo en el país

Algunos invitados fueron Ana María Gazmuri, de Chile, presidente de la Fundación Daya; Paulina Bobadilla, de la organización Mamá Cultiva; Lumir Hanus, de República Checa, quien lleva más de 40 años investigando las propiedades curativas de la planta; Paul Hornby, patólogo y fundador de la compañía Hedron Analytical Inc. y Paul Stanford, de la Fundación Cáñamo y Cannabis, quien habló del combustible natural biodiesel y de cómo a partir del cannabis se pueden hacer ladrillos y prendas de vestir. Le puede interesar: Desarrollan tampones a base de cannabis en Bogotá

Desde charlas sobre las implicaciones del consumo del cannabis para la salud mental, el cáncer de seno y el estrés, hasta asesorías jurídicas, sistemas de riego, lámparas especiales para cultivos y productos a base de cannabis en la muestra comercial: ExpoMedeweed estuvo en consonancia con la incipiente industria y las nuevas oportunidades de negocio y consumo que nacen a partir del año pasado con la Ley 1787, en la cual el estado colombiano permitió el uso médico y científico de la planta.