45 marcas fueron analizadas

Glifosato, el ingrediente que podría estar desayunando en su cereal

Después de analizar 45 productos hechos de avena, el Grupo de Trabajo Ambiental (EGW - por sus siglas en inglés) determinó que solo dos de ellos estaban libres de rastros de este pesticida que, de acuerdo con la OMS, es "probablemente cancerígeno".

De 45 marcas analizadas, el Grupo de Trabajo Ambiental (EGW, por sus siglas en inglés) determinó que solo dos de ellos estaban libres de un tipo de pesticida que está considerado cancerígeno.Pixabay (Imagen de referencia)

Si no perdona un plato de cereal al desayuno es posible que esta noticia sea de su interés. En un estudio publicado este miércoles, el Grupo de Trabajo Ambiental (EGW, en sus siglas inglés), (un equipo de científicos norteamericanos), denunció que decenas de marcas conocidas de cereales contienen un tipo de pesticida que está considerado cancerígeno. (Vea: "Glifosato es seguro y no es cancerígeno": Bayer)

 Esta organización ecologista analizó 45 productos hechos de avena y determino que todos menos dos tenían rastros de glifosato, un herbicida que puede causar cáncer en animales y "probablemente" en humanos, de acuerdo a la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer. 

De esos, 31 tenían niveles por encima de lo que los científicos de EWG consideran seguros para los menores, que es de 0,01 miligramos por día. Entre los productos que tenían rastros de glifosato se encuentran las marcas Cheerios, Quaker Old Fashioned Oats, Quaker Dinosaur Egg Instant Oats y Back to Nature Classic Granola, informó el canal de televisión CBS News, en base a los resultados del informe.

En un comunicado, el presidente de EWG, Ken Cook, lamentó el hallazgo: "Crecí comiendo Cheerios y Quaker Oats mucho antes de que estuvieran contaminados con glifosato. Nadie quiere comer un herbicida para el desayuno, y nadie debería tener que hacerlo", señaló el científico. 

Sobre la noticia se renueva el debate sobre la toxicidad de este pesticida. Uno de los casos más sonados por ahora es la condena que hace una semana le impuso un jurado de California (Estados Unidos) a la multinacional Monsanto. La demanda, estimada en 289 millones de dólares, será pagada a un hombre que aseguraba que el cáncer terminal que padecía se debía a su exposición a un producto con glifosato.

Monsanto, la multinacional norteamericana de las semillas, ha defendido el producto y ha afirmado que el glifosato "es seguro para el uso humano"

Tras el fallo, uno de los vicepresidentes de Monsanto, Scott Partridge, anunció que apelarán la decisión judicial y dijo que "más de 800 estudios y revisiones -y conclusiones de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU., el Instituto Nacional de Salud de EE.UU. y autoridades regulatorias en todo el mundo- apoyan el hecho de que el glifosato no causa cáncer".

El glifosato ha generado una gran controversia en todo el mundo por los presuntos efectos perjudiciales tanto para la salud de las personas como para las tierras rociadas con productos que lo contienen. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS), pese a controversias  frente a este pesticida, en repetidas ocasiones ha anunciado que el glifosato contiene propiedades cancerígenas.