Gobierno firmó resolución que controla el precio del Imatinib

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria confirmó el precio del medicamento para tratar la leucemia disminuirá entre un 40 y 50 por ciento.

Imatinib es comercializado como Glivec por Novartis.

El ministro de Salud Alejandro Gaviria confirmó a RCN Radio que ya firmó la resolución que pondrá límites al precio al Imatinib, un medicamento comercializado por Novartis y que se usa para el tratamiento de la leucemia. Con esta medida el precio tendría que reducirse entre 40 y 50 por ciento. En tan sólo seis años el país pagó más de $ 400.000 millones por este fármaco. (Lea: El medicamento de los $400 mil millones)

El ministro Gaviria dijo que “ayer quedó firmada la resolución (con la que se le fijará el precio al medicamento) sobre las siete de la noche y será publicada en el sitio oficial del ministerio”. (Lea: Por primera vez Colombia declarará un fármaco como de interés público)

“Colombia tuvo el valor de decir aquí trazamos una línea” destacó el Ministro y aseguró que “esta es la primera vez en el mundo que se da una declaratoria de interés público para un medicamento contra el cáncer” aclarando que esta no es una decisión arbitraria sino un mecanismo excepcional.

La decisión del gobierno no consistió en declarar una licencia obligatoria lo que habría permitido que más laboratorios comercializaran el imatinib. Al final del proceso de negociación Minsalud optó por una resolución que fija un nuevo precio para este fármaco simulando condiciones de competencia en el mercado. Ahora le corresponde a la Comisión nacional de precios de medicamentos y dispositivos avanzar en la fijación del precio. 

“Esa medida tendrá consecuencias más inmediatas. Salvo que haya un caso de desabastecimiento se necesitará una licencia obligatoria”, afirmó Gaviria en días pasados. 

Eso indica que Novartis seguirá teniendo la exclusividad para producir el medicamento, que vende bajo el nombre de Glivec, pero deberá acogerse al nuevo valor que fije el Minsalud. Con esa medida, Gaviria evita por un lado que la decisión final quede en manos de la Superindustria, entidad que al parecer se oponía a la inciativa, y por otro lado mantiene la patente de la multinacional, que era uno de los principales reclamos de actores internacionales que en los últimos meses venían presionando al Gobierno colombiano. 

 

Temas relacionados