Historia del médico que sometió a quimioterapia a personas que no padecían cáncer

Las más de 500 víctimas lo califican como un "monstruo" y "asesino" por acabar con la vida de tantas personas y ocasionar daños severos a otras.

Archivo

Mientras en Colombia el médico Gustavo Quintana es conocido como el “Doctor Muerte” por practicar más de 230 eutanasias a personas que –sin revisar las historias clínicas- le expresan su deseo de morir dignamente, en Estados Unidos cientos de personas tildan a un reconocido médico como el “Doctor Muerte” por ser culpable de varias muertes de sus seres queridos aunque en circunstancias totalmente diferentes a lo que ocurre en Colombia. Estas no querían morir y lo buscaron para poder alargar su vida muchos años más.

Se trata del oncólogo Farid Fata, quien es procesado en un Tribunal de Estados Unidos por haber sometido a más de 550 personas a quimioterapias sin necesitarlo. Así es, el médico mintió a sus pacientes y les diagnosticó un supuesto cáncer.

Esta semana cientos de personas afectadas asistieron a la audiencia para relatar sus escalofriantes historias. BBC Mundo cuenta que varios llegaron caminando con un bastón en la mano o con vendas en sus articulaciones debido al desgaste que les causó las fuertes horas de quimioterapias a las que se sometieron por varios años para superar un cáncer, que nunca tuvieron.

Las víctimas de este doctor lo tuvieron muy cerca mientras declaraban, la rabia era notable en los rostros de los afectados y de los parientes de quienes fallecieron debido a que no aguantaron el procedimiento y murieron.

Es el caso de Laura Stedfeld, quien vio morir a su padre a causa de un tratamiento para una enfermedad que nunca tuvo. "Eres repugnante. Eres un monstruo... Envenenaste, torturaste y mataste a mi papá", cita BBC.

"Aunque no estoy muerta, soy una sombra de lo que era… Hay días en que no puedo ni permanecer en pie", declaró ante el juez una de las víctimas.

Mientras la defensa de Fata pide una pena de 25 años, la Fiscalía exige 175 años de cárcel. Y no es para menos, este doctor no sólo engañó a los pacientes sobre su supuesta enfermedad sino que usó los tratamientos más costosos y por ende más fuertes, que le causó la muerte a varias personas.

La pregunta que se hacen todos es: ¿Qué buscaba el médico?, ¿Con qué fin causó tanto daño a estas personas que le confiaron la vida?. Y la respuesta es sorprendente. Únicamente lo hizo por dinero.

Relata BBC Mundo que expertos declararon que el médico proporcionó a los pacientes Rituximab, un medicamento que se debe aplicar máximo ocho veces y él, por obtener más dinero, se los suministró hasta por 94 veces.

Expertos explican que las quimioterapias son un proceso muy fuerte para el cuerpo humano debido a que no sólo afecta las células enfermas sino también las sanas, lo que baja las defensas del ser humano y permite que se generen otros problemas de salud. Los especialistas le dijeron a BBC Mundo que un tratamiento tan severo como este puede generar enfermedades a personas que se encuentren en buen estado de salud. Razón por la que las víctimas del doctor Farid nunca notaron que no estaban enfermas.