Implantan a una mujer los embriones de otra

Un tremendo lío judicial se avecina en Roma, luego de que se descubriera que en el hospital Sandro Pertini, de la capital italiana, los médicos a cargo de la unidad de fecundación asistida implantaron en una mujer los embriones de otra paciente.

En el hospital Sandro Pertini se equivocaron al implantar dos embriones. / 123rf

El embrollo comenzó el 4 de diciembre, cuando cuatro parejas acudieron simultáneamente a la clínica para someterse a un tratamiento de fecundación por la imposibilidad de tener hijos de forma natural. Tres de las cuatro mujeres lograron quedar embarazadas. Pero tres meses después la feliz historia dio un giro dramático.

Cuando una de las tres madres se sometió a una serie de pruebas genéticas se descubrió que los gemelos que llevaba en su vientre no correspondían con su perfil genético. Es decir, eran de otra madre y un padre distinto a su esposo. Unas pruebas adicionales demostraron que la madre era la única mujer de las cuatro que no había logrado quedar en embarazo.

El hospital ha apuntado el dedo acusador hacia la médica embrióloga que llevó a cabo la fecundación. Según se ha dicho, el origen del error fue por la gran similitud de los apellidos de ambas mujeres. En todo caso, las directivas del hospital, ante el creciente escándalo, han ordenado frenar todos los tratamientos que llevan a cabo en la región de Lazio.

A través de periódicos locales, las dos mujeres han dejado claro que lucharán por los hijos que cada una considera suyos.

La pregunta que tendrán que resolver los jueces, si el caso llega a los tribunales, será: ¿de quién son los mellizos? Gilda Ferrando, profesora de derecho privado de la Universidad de Génova, explicó a través del diario El País de España que “para la ley italiana actual la madre es siempre aquella que trae al mundo al niño. Y el padre, en cuanto marido de la mujer que da a luz, se convierte en padre del recién nacido. No cuenta si su patrimonio genético es distinto al del hijo. En cuanto marido de la madre, se convierte automáticamente en padre”.

Pero otra opinión tienen abogados como Michele Ambrosini, profesor de derecho procesal penal. Aunque coincide en el diagnóstico legal de su colega para el caso de la madre, difiere en lo que se refiere al padre. Si el padre solicita un examen de paternidad y resulta positivo, entonces legalmente es el progenitor.

De acuerdo con medios locales, la madre “genética” ha dicho que es no es “una mujer que desee quitarle los hijos a nadie, pero si aquellos niños son nuestros, si los test demuestran que nos pertenecen genéticamente, deberán devolvérnoslos, diga lo que diga la ley”.

 

últimas noticias

Nutrición, clave en la buena salud

Dormir poco lo lleva al aislamiento social